Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 12:45
Autonomías > Cataluña

La Fiscalía pide orden de captura internacional para Comín

Fuentes judiciales apuntan a que la jueza Lamela exigirá a Bélgica la entrega del exconsejero de Salud

El exconsejero de Sanidad, Antoni Comín.
La Fiscalía pide orden de captura internacional para Comín
Redacción
Jueves, 02 de noviembre de 2017, a las 15:40
La Fiscalía ha solicitado una orden de busca y captura, así como de detención internacional, es decir, una Orden Europea de Detención (OED) para el depuesto presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los cuatro exconsejeros que le acompañan en su ‘exilio’ en Bruselas, entre ellos, el hasta la pasada semana titular de Salud, Antoni Comín.

Según el ministerio público es un “hecho notorio y públicamente conocido” la citación de los cinco políticos y que el juzgado ha realizado “reiterados intentos” de entregar la citación en sus domicilios, así como “reiteradas llamadas telefónicas” a las que “se ha hecho caso omiso”. Con anterioridad a estos intentos, el exconsejero de Salud había solicitado a la Audiencia Nacional declarar por videoconferencia.

Ahora depende de la juez Carmen Lamela activar el procedimiento para el apresamiento e ingreso en prisión de Comín y el resto de miembros del Consell destituído, a través de esta OED. Los cinco han decidido permanecer en Bélgica para, en palabras de Puigdemont, “internacionalizar” el conflicto catalán y, de paso, entorpecer la acción de la Justicia española.
 
La OED, que sustituye en el ámbito de la Unión Europea, a las antiguas órdenes de extradición, implica que la policía de Bélgica aprese a la persona sobre la que pesa esta euroorden y la entregue a la justicia española. Un proceso que se suele demorar unos dos meses, previa vista de un juez del país donde se encuentre el prófugo. Para lanzar esta orden es preciso que la Fiscalía lo reclame previamente, un paso que ya se ha dado.
 
Sin embargo, fuentes del ámbito judicial advierten que los delitos que pesan sobre Puigdemont, Comín y el resto de consejeros no están incluidos en el listado de tipos penales que suponen una extradición directa, lo que supone que un juez belga tendrá que ver el caso antes de entregarlos a la justicia española. Puidemont habría elegido Bélgica precisamente por el carácter garantista de los jueces de este país.