19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Los datos rebaten a Comín: fracasa su proyecto para aliviar las Urgencias

El barómetro catalán (CEO) descubre que los promocionados servicios de asistencia telefónica juegan un papel testimonial

Antoni Comín, consejero de Salud.
Los datos rebaten a Comín: fracasa su proyecto para aliviar las Urgencias
lun 16 octubre 2017. 10.30H
Redacción
Más de la mitad de los pacientes catalanes considera que el tiempo de espera en el servicio de Urgencias no es el adecuado. Concretamente, el 53,9 por ciento de los preguntados valoran negativamente la espera en este servicio, según recoge la última oleada del Centro de Estudios de Opinión -el CIS catalán-, lo que pone en entredicho el proyecto CatSalut Respon con el que el consejero de Salud, Antoni Comín, pretendía resolver buena parte de esta problemática.

Así lo refleja la última encuesta del CEO que mide la valoración de los servicios sanitarios y recoge el poco arraigo que han tenido los servicios telefónicos 061 CatSalut Respon o el 112. El pasado mes de febrero, Comín anunció la incorporación de 13 médicos al primero de ellos para resolver en parte el colapso de las Urgencias. A pesar de ser uno de sus proyectos más ambiciosos en esta materia, ocho meses después los catalanes siguen sin ver el efecto de este plan, ya que un 74,7 por ciento afirma que nunca lo ha usado a pesar de que el 71,4 por cien sabe de su existencia.

Aunque el Departamento de Salud ha destinado recursos a este servicio en los últimos meses, por ejemplo, el último fue la incorporación de pediatras, el 30,5 por ciento ha contestado que ni siquiera sabe cómo valorar la atención e información recibida.

La oleada también mide la afluencia de Urgencias, donde un 26,7 por ciento respondió que había acudido a este servicio en los tres últimos meses y, de estos pacientes, un 45,3 por ciento considera que el profesional sanitario que les atendió no realizó una exploración completa.

Aspectos positivos

La encuesta –que se ha realizado a 1.200 personas- también ha preguntado sobre la percepción de la Ley de acceso universal a la asistencia sanitaria, un aspecto que ha encontrado la aprobación de un 80,3 por ciento de los encuestados. Solo un 12 por ciento ve mal esta medida que supone que los ciudadanos que estén empadronados o tengan condiciones de arraigamiento en la región tengan acceso gratuito a los servicios públicos sanitarios.

Otro de los aspectos que agrada a los usuarios es que el Plan de medicación de receta electrónica incluya el precio orientativo de los tratamientos farmacéuticos, lo que supone que un 55,2 por ciento esté de acuerdo con este proyecto y un 27,9 lo califica de muy bueno. Además, un 86,1 por ciento de los usuarios está satisfecho y considera que abarca toda la información adecuada para seguir correctamente el tratamiento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.