24 de julio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 18:10
Autonomías > Cataluña

La Marea blanca acusa a Salud de ampliar la colaboración público-privada

Salud asegura que en ningún caso se autorizará el uso de sus bienes a entidades fuera de la red pública

Antoni Comín, consejero de Salud, responde a preguntas de los periodistas en el Parlament.
La Marea blanca acusa a Salud de ampliar la colaboración público-privada
O. Rodríguez / J. Arroyo
Lunes, 06 de marzo de 2017, a las 18:30
La Marea Blanca de Cataluña acusa a la consejería de Salud y Antoni Comín de querer cambiar el modelo del Sistema Sanitario para favorecer la entrada de entidades privadas en la red pública de centros sanitarios. El CatSalut acaba de aprobar la memoria del Anteproyecto de Ley de “Fórmulas de gestión de la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos a través del Servicio Catalán de la Salud”, con el que se busca "armonizar" las diferentes fórmulas de gestión. Sin embargo, este documento no ha sido bien acogido desde algunos ámbitos.

La plataforma por la sanidad pública justifica su denuncia en que el texto, que este lunes se presentaba al Consejo de Dirección del CatSalut, en el que están presentes miembros de la administración, proveedores y entidades sanitarias, entre otros. El dictamen del órgano ha sido favorable, con un solo voto contrario por 25 adhesiones. 

“Quieren regular la cooperación institucional y la concertación con entidades que desarrollen actividades económicas y empresariales  sanitarias sin pasar por la ley de contratación del Sector Público, también quieren deshacer el modelo del Sistema Sanitario Integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT), tal y como está establecido, y abrir la puerta a la participación diversa de empresas sanitarias privadas para poder ser contratadas directamente por el CatSalut”, afirma la plataforma en referencia a los planes que recoge el anteproyecto de Ley.

Según la plataforma blanca “el trato dulce hacia el sector privado” por parte del CatSalut es “inconmensurable”. “Este anteproyecto de ley facilitara que las empresa privadas puedan suscribir conciertos sanitarios con el CatSalut. La Facilidad está servida y los servicios garantizados”, explican.

El colectivo también denuncia que la modificación de la Ley 15/1990 del 9 de julio, que recoge el anteproyecto de ley, permitirá al CatSalut “ceder a dedo una concesión administrativa de cualquier centro sanitario del sistema de salud, es decir, cediendo sus espacios”.

Salud niega la cesión de bienes

Por su parte el Departamento de Salud asegura, a preguntas de este medio, que “solo se podrá autorizar el uso de los bienes sanitarios a entidades de la red pública, a fin de garantizar su correcto funcionamiento” y que “en ningún caso, esta disposición adicional permitirá que el Servicio Catalán pueda autorizar el uso de sus bienes inmuebles a entidades sanitarias que están fuera de la red pública”.

Las primeras movilizaciones por parte de la Marea Blanca en respuesta a este anteproyecto de Ley no se han hecho esperar. Este lunes, varias decenas de personas se han congregado frente a la sede del CatSalut para protestar en contra de esta medida. Los manifestantes portaban pancartas en las que se podía leer: “La sanidad pública no se privatiza…ni ahora ni nunca” o “La sanidad pública, un derecho en peligro”.

Conciertos con entidades sin ánimo de lucro

Esta nueva normativa, que traspone las directivas 2014/23 y 2014/24 de la Unión Europea, implica que determinados servicios del CatSalut sólo pueden ser prestados por entidades de economía social. En la práctica supone que el CatSalut realizará conciertos con entidades sin ánimo de lucro de manera prioritaria. Las entidades privadas con ánimo de lucro podrán optar a presentar servicios de cobertura pública mediante un procedimiento de concurso.