Se detuvo en 2014 sin que se haya celebrado la jornada participativa previa a su puesta en marcha



27 ene 2016. 19.32H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Barcelona.
La Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas) ha informado que ya ha cedido datos masivos anonimizados de pacientes de centros sanitarios catalanes a través del proyecto VISC+. Esto llega después de que el Parlamento frenara la iniciativa en 2014, tras la intención de la Consejería de sacar a concurso público su gestión por 25 millones de euros en ocho años y a la espera de que se celebrara una jornada participativa con los agentes sociales que nunca se llevó a cabo.

Josep Maria Argimon, director de Aquas.

La Agencia dirigida por Josep Maria Argimon habría estado cediendo datos a instituciones públicas desde el pasado mes de junio para 14 estudios científicos. Así, tres se corresponderían con la Fundación Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM), dos del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol) y otras dos del Hospital Sant Pau. El resto se corresponden con el Vall d’Hebron, el Vall d’Hebron Instituto de Investigación, el Centro de Regulación Genómica, el Hospital Arnau de Vilanova y el Centro de Investigación Epidemiológica Ambiental.

La CUP ya ha exigido este miércoles al nuevo consejero de Salud, Toni Comín, que paralice "ipso facto" el programa VISC+. La diputada del Parlament Eulàlia Reguant ha calificado de "especialmente grave que el Gobierno de la Generalitat y, concretamente, el exconseller de Salud Boi Ruiz hayan hecho caso omiso a un acuerdo parlamentario".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.