Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Cataluña

El Vall d' Hebron realiza su primera reconstrucción de vejiga con robótica

Es la primera vez que lleva a cabo una cistectomía radical con recontrucción intracorpórea de la vejiga con robótica

De izquierda a derecha: Fernando Lozano, Carles Raventós y Albert Carrión, cirujanos del Servicio de Urología del Vall d’Hebron.
El Vall d' Hebron realiza su primera reconstrucción de vejiga con robótica
Redacción
Miércoles, 12 de julio de 2017, a las 10:05
Cirujanos del Servicio de Urología del Vall d’Hebron Barcelona Campus Hospitalario han realizado por primera vez en Cataluña una cistectomía radical con reconstrucción intracorpórea de la vejiga con cirugía robótica en un paciente afectado de cáncer. Es decir, la extracción y reconstrucción de la vejiga completamente dentro del cuerpo del paciente, sin necesidad de cirugía abierta.

La intervención se realizó gracias al Sistema Da Vinci el pasado 30 de mayo y el enfermo recibió el alta hospitalaria una semana más tarde. El Val d’Hebron es pionero en la aplicación de la robótica a la cirugía urológica. Con este procedimiento culmina el programa de cistectomía robótica con derivación intracorpórea inciado el año pasado.

La intervención la realizó Carles Raventós, jefe de la Unidad del Urotelio del Servicio de Urología del Vall d’Hebron que dirige el profesor Joan Morote. Se trataba de un paciente con cáncer de vejiga. En estos casos, se indica la cistectomía radical, es decir, la extracción de la vejiga con los ganglios que hay cerca y la derivación de los dos uréteres para poder orinar. Esta derivación se hace habitualmente a través de un trozo del intestino a una bolsa situada fuera del cuerpo del paciente o bien se construye una vejiga nueva.

Una intervención compleja y con bastantes riesgos y con una recuperación lenta. Hasta ahora, la extracción de la vejiga se realizaba con cirugía robótica, pero para hacer la construcción de la vejiga nueva, la neovejiga, utilizando un segmento del intestino, el íleon, se tenía que abrir al enfermo. Ahora, los urólogos del Vall d’Hebron ya pueden construir la vejiga con el robot Da Vinci sin hacer nuevas incisiones. Se trata, según Raventós “de una de las cirugías más complejas que hacemos”.

Raventós ha realizado estancias de formación en esta técnica en el Hospital Karolinska de Estocolmo y en el de Herlev de Copenhague, convirtiendo al Vall d’Hebron en uno de los pocos hospitales del Estado que la ofrecen a sus pacientes. En este sentido, reconoce que en este tipo de cirugía “el gran reto es el aprendizaje, hacerlo con el robot no es más difícil, de hecho es más fácil”. La incorporación de esta nueva técnica es un paso más hacia la consolidación del programa para realizar cistectomías robóticas en este hospital catalán.