15 nov 2018 | Actualizado: 14:15

El Instituto Forense de Cataluña, líder nacional en donación de tejidos

Concentró el 10 por ciento de las donaciones de huesos, córneas, tendones y tejidos

Esteve Trias, director del BST, durante la reunión que ha dado a conocer los datos sobre donaciones.
El Instituto Forense de Cataluña, líder nacional en donación de tejidos
lun 05 febrero 2018. 16.40H
Redacción
Los cadáveres que llegan al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (Imlcfc) para que se les practique una autopsia han empezado a suministrar hueso, tendones, córneas, tejido cardiovascular y córneas a pacientes del sistema público de salud, fruto de un convenio pionero con el Banc de Sang i Teixits (BST).

El instituto se ha convertido en un centro pionero en el estado al posibilitar donar tejidos de cadáveres a los que se practica una autopsia para trasplantar tejidos, en una experiencia que empezó en 2016 con la donación de córneas, ha explicado en rueda de prensa este lunes la secretaria de Relaciones con la Administración de Justicia de la Generalitat, Patricia Gomà.

Un médico y dos técnicos sanitarios del banco practican las extracciones en un nuevo quirófano en la Ciudad de la Justicia de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat, que desde que abrió en julio de 2017 ha contado con más de 40 donantes de tejido, el 10 por ciento anual en Cataluña.

El instituto realiza cada año autopsias a unos 2.600 cadáveres -los que proceden de la provincia de Barcelona- y calculan que se puede extraer tejidos a entre el 15 por ciento y el 20 por ciento de los que llegan, a lo que se suma que son personas de diez años menos de media que las que mueren en los hospitales, y a menudo sanas por tratarse de muertes en accidentes o fuera de hospitales, el "donante óptimo".

Se trata de la segunda fase de un convenio entre el Imlcfc, el BST, el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) y el Hospital Clínic, que se inició hace dos años con donaciones de córneas, que han beneficiado a 600 personas gracias a 300 donantes, lo que ha convertido al instituto en el tercer centro de donación de tejidos por segundo año, por detrás del Clínic y el Hospital de Sant Pau.

El director del BST, Esteve Trias, ha explicado que colaboran desde el momento en el que el SEM notifica una defunción y un posible donante, tras lo que el personal del banco en el Instituto de Medicina Legal trabaja junto a los forenses para ver esta posibilidad, contactando con la familia primero para su aprobación, y para consultar si tenía enfermedades que pongan en riesgo la donación.

Consentimiento de la juez

Cuando los forenses analizan al cadáver y descartan riesgos e infecciones, se pide el consentimiento a un juez, y cuando se obtiene éste y el de la familia, los forenses y el equipo sanitario se coordinan y se procede a la extracción del tejido en condiciones estériles como las de un hospital, gracias a un quirófano que puede utilizarse, si es necesario, como sala de autopsias.


En 2017 se beneficiaron de donaciones de tejidos unas 3.300 personas en Cataluña


En 2017 se beneficiaron de donaciones de tejidos unas 3.300 personas en Cataluña, y lo más frecuente son recambios de prótesis de cadera y rodilla por desgaste, fracturas en personas con osteoporosis, tumores óseos, recontrstrucciones de ligamientos y otras operaciones, pero también se trasplantan válvulas cardíacas y arterias, piel para grandes quemados, y córneas.

Esteve ha explicado que la tasa de aceptación de la donación en las familias es superior en las personas que se realizan autopsias, probablemente porque han tenido más tiempo para asumir la muerte.

Una técnica que permite trasplantar el cartílago en 12 horas

Esteve ha reivindicado la importancia de las donaciones de tejidos, más desconocidas que las de órganos pero muy importantes para pacientes que no tienen más soluciones, como por ejemplo neonatos o personas jóvenes, y ha observado que los donantes de autopsias permiten dar respuesta a necesidades que en otros circuitos no se encuentran, por su edad y su salud.

Ha puesto el ejemplo de las donaciones de cartílago fresco, con una técnica que requiere trasplantar el tejido sin haberlo congelado previamente, en las 12 horas posteriores a la muerte -o en 24 horas si se ha refrigerado- y que tiene una recuperación mucho mejor, ha relatado el cirujano especialista en lesiones complejas de rodilla Pablo Gelber.

Sant Pau, referente en trasplantes de cartílago

El especialista ha añadido que el Hospital de Sant Pau de Barcelona quiere convertirse en centro de referencia para trasplantes de cartílago fresco, y ha puesto como ejemplo de este procedimiento el caso de Georgina, una paciente de 18 años a la que se diagnosticó hace seis una enfermedad en una rodilla en la que los tejidos dejan de recibir oxígeno, como en un infarto, llamada osteopondritis disecante.

La paciente ha explicado que se ha sometido a cuatro operaciones: la última, en diciembre, "fue con tejido fresco y la diferencia fue abismal".

"El primer día ya podía doblar al máximo la rodilla, y me dolía muy poco", ha explicado, y ha añadido que desde hace una semana ya ha empezado a apoyar el pie, mientras que en anteriores operaciones estaba tres meses sin poder hacerlo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.