El Clínic logra que mujeres con menopausia avanzada se queden embarazadas

Un equipo del hospital aplica con éxito una técnica pionera en el mundo que consigue que las pacientes vuelvan a ovular

A finales de agosto ha nacido el primer bebé fruto de esta técnica.
El Clínic logra que mujeres con menopausia avanzada se queden embarazadas
mié 24 octubre 2018. 16.20H
Redacción
Un equipo de ginecólogos del Hospital Clínic de Barcelona liderados por Francesc Fàbregues y Francisco Carmona ha aplicado con éxito una técnica pionera en el mundo que ha permitido que mujeres con síntomas evidentes de menopausia avanzada hayan podido volver a ovular. Además, una de las mujeres que ha participado en este estudio se quedó embarazada y ha sido madre a finales de agosto.

Se considera que una mujer sufre menopausia avanzada cuando tiene síntomas antes de los 40 años. La técnica utilizada consiste en realizar una laparoscopia procediendo a la exeresis de una parte del córtex ovárico, que posteriormente es fragmentado y reinsertado al ovario contralateral de la paciente. Tras la intervención, se estimula hormonalmente a la mujer durante unas semanas con el objetivo de obtener ovocitos y posteriormente ser fecundados por un procedimiento de FIV (Fecundación in Vitro). Esta técnica, avalada por el Comité de Ética del Hospital Clínic de Barcelona, ​​ha dado frutos y ha provocado que una mujer haya sido madre a finales de agosto. La explicación de esta técnica pionera ha salido publicada recientemente en la revista 'Journal of Ovarian Research, 2018').

Esta técnica pionera y puesta en práctica por el equipo de Francesc Fàbregues del Hospital Clínic de Barcelona se ha aplicado en 12 mujeres. El 50 por ciento de las mujeres han conseguido a tener actividad ovárica después de la intervención y una chica se ha podido quedar embarazada y ha sido madre. Se calcula que un uno por ciento de la población femenina tiene menopausia avanzada.

Una sola intervención 


El concepto de la activación del tejido ovárico en pacientes con fallo ovárico prematuro fue introducida por un grupo de doctores japoneses. Estos publicaron un artículo en el que explicaban que este procedimiento lo hacían realizando dos laparoscopias ya que, por un lado, fragmentaban el tejido y, por otro, la intentaban activar mediante sustancias farmacológicas. Se han publicado tres embarazos con esta técnica, pero requería de dos laparoscopias. 

Por tanto, la novedad de la técnica utilizada en el Hospital Clínic es que todo este proceso se ha hecho en una sola intervención y que el tratamiento del tejido ovárico no ha sufrido un proceso farmacológico, sino mecánico, que demuestra ser suficiente. La técnica utilizada es, por tanto, mucho más barata y más ágil que la utilizada por el equipo de doctores japoneses.

La laparoscopia es una técnica que permite la visión de la cavidad pelviabdominal con la ayuda de unos dispositivos ópticos, introducidos a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal. A través de una de estas, la fibra óptica se transmite a la luz que ilumina la cavidad, mientras que se observan las imágenes del interior con una cámara conectada al misma lente.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.