Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:50
Autonomías > Cataluña

Comín y el recorte en listas de espera: "Lo importante no son los millones"

La profesión médica advierte del error del consejero al recortar esta partida un 50% y hablar de "estimación" de gasto

Antoni Comín, consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña.
Comín y el recorte en listas de espera: "Lo importante no son los millones"
Redacción
Jueves, 15 de diciembre de 2016, a las 17:50
Antoni Comín ha reconocido que las listas de espera son la prioridad de su mandato. Sin embargo, al consejero de Salud catalán no le importa demasiado la inversión que se haga para reducirlas. En una entrevista en la emisora RAC1, el representante político ha señalado que la partida planificada en el Presupuesto para este ámbito es “una estimación” y que lo que realmente cuenta es que “se cumpla el objetivo”: "Lo importante no son los millones". Lo ha dicho en referencia a que las cuentas presentadas para 2017 planifican 45 millones de euros mientras que las de 2016 cuantificaban hasta 96 millones para el mismo fin. A ello hay que sumar que todo un año de presupuestos prorrogados no ha hecho sino empeorar la situación.

Declaraciones que Josep María Puig, secretario general del sindicato Médicos de Cataluña, considera “sorprendentes”. Adjetivo que también utiliza para explicar que el Govern “no haya definido en el presupuesto lo que considera un problema tan importante”. “Y más en un contexto donde la partida en Sanidad ha crecido un 4,5 por ciento”, añade. “El presupuesto global ha aumentado un 7,5 por cien pero el de sanidad ha crecido tres puntos menos; esto ejemplifica la falta de sensibilidad social del Ejecutivo”, avala el representante sindical, que reconoce que el tratamiento básico para subsanar las enormes listas de espera es la inversión económica. "La solución más eficiente para recortar las listas de espera es aumentar el gasto en ello, contratando más médicos o abriendo más quirófanos", advierte Puig.

El consejero ha vuelto a arrojar las responsabilidades de la falta de financiación sanitaria al ‘lastre’ que España supone para Cataluña. “Necesitamos 3.000 millones de euros adicionales que la economía catalana puede generar perfectamente, y que además son menos del 20 por ciento del déficit fiscal catalán”, ha matizado Comín. Un argumento que, en opinión del representante sindical, supone un “maniqueísmo insostenible”: “La idea del enemigo externo no se puede estar utilizando siempre; y eso que es cierto que ha habido unos años de desequilibrio en la financiación de Cataluña, pero habría que ver hasta qué punto”.

Comín, que ya no habla de ‘desprivatización’ sino de “republificación”, también ha explicado en su intervención radiofónica que el modelo sanitario catalán es “lo único con lo que nos podemos mirar a la cara con los nórdicos”. El consejero ha recordado los viajes que desde hace años hacen representantes de estos países para examinar la sanidad catalana y su eficiencia. “Ellos invierten un 12 por ciento de su PIB en Sanidad y no entienden cómo aquí, con un 7 por cien, las cosas van tan bien; pero es que el 60 por ciento del gasto de un sistema sanitario son los sueldos del personal y aquí cobramos muchísimo menos, pero de eso en Cataluña no nos interesa aprender de los nórdicos”, matiza Puig.