15 dic 2018 | Actualizado: 17:30

Comín, un consejero con deseos sin presupuestar para 2017

Los sanitarios catalanes ven en el consejero de Salud una política de buenas intenciones carente de presupuesto

Josep Maria Puig, secretario general de Metges de Cataluña; junto a Albert Tort, presidente del Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona.
Comín, un consejero con deseos sin presupuestar para 2017
dom 15 enero 2017. 14.50H
J.A./J.F.
Con la llegada del año nuevo muchos políticos se marcan objetivos, a veces difíciles de cumplir sin un presupuesto que los respalde. Es el caso del consejero de Salud, Antoni Comín, que ha presentado su hoja de propósitos para este 2017 sin unos presupuestos aprobados por el Parlamento catalán. Entre sus objetivos destaca recuperar la agencia de Salud Pública de Cataluña, un plan de garantía laboral para 2.500 trabajadores o la creación de la ley de la Agencia del Medicamento, entre otros.

En una carta publicada en el periódico regional El Punt Avui, Comín habla de “más financiación a las zonas socialmente y económicamente desfavorecidas” y  la reducción de las listas de espera “con un plan de choque”. En este último caso el nuevo presupuesto con el que pretende reducirlas está dotado de 45 millones de euros, la mitad con respecto al mismo presupuesto del año anterior. Redacción Médica ha recogido la opinión de varias organizaciones que se verán influidas directamente por estos propositos.

Es el caso de Metges de Catalunya que, en voz de su Secretario General Josep Maria Puig, ve difícil cumplir los objetivos que marca el consejero “sin un presupuesto realista que respalde las medidas”. “Comín tiene buenas intenciones de cara a este nuevo año pero vemos realmente difícil que puedan salir adelante. Un ejemplo; el plan de choque de listas de espera vuelve a ser insuficiente con un presupuesto cifrado en la mitad del año anterior. Por lo tanto, la voluntad política no es real”, asegura Puig.

Otra de las propuestas de dudosa credibilidad, según Metges, es la referida al plan de garantía laboral. “La oferta pública de ocupación de la que habla Comín  es en realidad una convocatoria de oferta pública de la interinidad a la plaza. Es decir, persona eventual que pasaría a interino. Además el presupuesto solo cifra la incorporación de 1.500, y no 2.500 como anuncia en la carta. Estos trabajadores ya forman parte del sistema de salud catalán y en ningún caso se crearían plazas nuevas”, afirma Josep Maria Puig, que concluye: “la sanidad catalana debería de recuperar todos los profesionales que han desaparecido de sus puestos de trabajo por culpa de los recortes".

Prescripción enfermera, la gran olvidada

Los enfermeros coinciden con los médicos en una cosa: en que Comín narra intenciones pero no las respalda con partidas presupuestarias. “Pensamos que debería haber una reflexión profunda sobre la necesidad de apostar por un sistema y organización eficiente”, afirma Albert Tort, presidente del Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona. Este también recuerda una de las promesas de Comín, que parece que se ha quedado en el tintero. “Hay muchas decisiones que tienen que ver con este planteamiento de un modelo más eficiente y que harían posible un verdadero cambio en este sentido, como por ejemplo poner las condiciones para que la prescripción enfermera se pueda implementarse sin trabas”.

El representante de estos profesionales también recuerda su apoyo para sustentar un sistema sanitario asfixiado por los ajustes. Así, pide “confiar y apostar de verdad por las más de 40.000 enfermeras y enfermeros que están sosteniendo, con mucho esfuerzo, el sistema de salud público y privado a pesar de los recortes sufridos los últimos años”. De tal modo, Tort aspira a que la Enfermería pueda “estar en los espacios de decisión en sus diferentes niveles: político, gestor, dirección de equipos y donde se produzcan”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.