Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 12:25
Autonomías > Cataluña

Comín 'da la puntilla' a 257 puestos de trabajo en la privada

Fuentes sindicales revelan que el pasado viernes comunicó al General y al Vallés la recisión total de los conciertos

Antoni Comín.
Comín 'da la puntilla' a 257 puestos de trabajo en la privada
Patricia Biosca
Miércoles, 27 de abril de 2016, a las 12:30
El Departamento de Salud de la Generalitat comunicó el pasado viernes su decisión de revocar todos los conciertos con el Hospital General de Cataluña y la Clínica del Vallés. El consejero, Antoni Comín, ya había aprobado la salida de estos dos centros de la red del Siscat, pero manteniendo de alguna forma los conciertos puntuales. Sin embargo, la pasada semana cortaba todo tipo de relación con estos dos centros privados, a pesar de mantener la actividad en otros hospitales con ánimo de lucro.

Por ello, este martes, los gerentes de ambos centros reunían a los comtés de empresa para informarles que sin los conciertos, que suponían 20 millones de euros anuales, no pueden mantener el mismo volumen de contratos, por lo que se estima que se perderán un total de 257 puestos de trabajo (147 para el Hospital general y 110 en la Clínica del Vallés).

Fuentes sindicales han revelado a Redacción Médica que desde los centros se propuso al consejero una medida más progresiva: mantener los conciertos puntuales y que médicos del Parc Taulí se trasladaran al Vallés para continuar allí las consultas. Esta situación se vería revertida por completo en un plazo de tres años, cuando ambos centros dejasen de prestar por completo actividad pública para dedicarse solo al ámbito privado.

Sin embargo, esta opción ha parecido no bastar al Departamento liderado por Comín, y ya ha anunciado a los centros que los contratos, que finalizan en en agosto para la Clínica del Vallés y en enero de 2017 para el Hospital General de Cataluña, serán rescindidos por completo a partir de estas fechas.

Tal y como hizo público en el Parlamento de Cataluña el consejero de Salud, la actividad pública que venían desarrollando estos centros será absorbida por los públicos de la zona: el Parc Taulí y el Consorci de Terrasa, ambos en situaciones financieras complicadas y con colapsos reiterativos. Así, Comín afirmó que abriría más camas y quirófanos de tarde, aunque desde los sindicatos critican que, para llevar a cabo estas medidas, es necesario un presupuesto que no está aprobado.

La actividad del Vallés supone la mitad de la total que realiza. En el caso del Hospital general de Cataluña, suma de un 12 a un 15 por ciento de facturación.

Comín afirma que trabaja en un plan para "minimizar" los despidos

Por su parte, el consejero de Salud ha afirmado que el departamento "minimizará" con un pacto social el impacto sobre los empleados de las dos clínicas. En rueda de prensa este miércoles para presentar la nueva Red Oncológica de Cataluña, el consejero ha explicado que Salud trabaja en un plan social para que la repercusión sobre los trabajadores sea "la menos preocupante posible", un proceso que se realizará en diálogo con los agentes implicados, según ha asegurado a preguntas de los periodistas.

"La medida no genera paro a nivel macro", ha asegurado Comín, quien ha agregado que el departamento trabajará par atender a los empleados que puedan verse afectados por la medida, hecho que se puede concretar en una diversidad de medidas en función de la situación particular de cada trabajador, sin descartar su traslado a centros públicos, como el Parc Taulí de Sabadell.