Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Autonomías > Cataluña

Cataluña ignora al Constitucional y seguirá con su sanidad independentista

La consejera de Presidencia, Neus Munté, afirma que los efectos de esta decisión judicial serán "mínimos"

Neus Munté, consejera de la Presidencia del Gobierno de Cataluña.
Cataluña ignora al Constitucional y seguirá con su sanidad independentista
Redacción
Viernes, 08 de julio de 2016, a las 11:10
El Gobierno catalán ha relativizado con gran mesura la decisión del Tribunal Constitucional que este jueves tumbó puntos esenciales de la ley que preveía las estructuras necesarias para la creación de una Cataluña independiente. De hecho, Neus Munté ha explicado que los efectos de tal decisión judicial serán “mínimos”, volviendo a reiterar el “compromiso firme” del Govern con el proyecto secesionista, que también abarca el sector de la salud.

Un hecho que también ha marcado el camino (a la contra) a las declaraciones de Antoni Comín, quien el pasado mes de febrero explicaba que la independencia era la llave maestra para los mil millones de euros necesarios para recortar las listas de espera. “Cualquier persona comprometida con los derechos sociales debería mirar con mucho interés el escenario de la independencia”, aseveraba entonces el consejero.

De hecho, en el ámbito sanitario, Cataluña ha pisado el acelerador en las últimas semanas con la modificación de la estructura del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), que directamente se prepara para asumir plenas competencias en Salud, tal y como declaró la Administración cuando publicó los cambios en el Boletín de la comunidad.

Asimismo, se está preparando la creación de la Agencia Catalana del Medicamento, que en Farmacia absorbería las competencias del Estado central. Como paso previo a esto se ha creado el Área del Medicamento, de la que dependen la Gerencia de Farmacia y del Medicamento, y la Gerencia de Armonización Farmacoterapéutica. Medidas, todas ellas, que el Govern deberá analizar para saber si pueden seguir el camino esperado.

Es por eso que los servicios jurídicos de la Generalitat analizarán ahora con más detenimiento el impacto de la sentencia para determinar si toman otras vías para sortear los preceptos anulados. Si bien, Munté ha asegurado, respecto de las estructuras de Estado,  que el Govern "seguirá sacándolas adelante a pesar de los obstáculos que tengamos en el camino". En concreto, ha explicado que van a seguir desarrollando la Agencia Tributaria de Cataluña y la Agencia de Protección Social, por lo que el Parlament no va a poner freno a las leyes que está desarrollando en estas materias.