Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15
Autonomías > C-La Mancha

La ruptura PSOE-Podemos impide un presupuesto con mayor gasto en sanidad

Podemos da por roto el pacto de investidura en Castilla-La Mancha, pese a que los acuerdos se estaban cumpliendo

José García Molina y José Luis Martínez Guijarro.
La ruptura PSOE-Podemos impide un presupuesto con mayor gasto en sanidad
Sergio López
Lunes, 26 de septiembre de 2016, a las 12:20
El grupo parlamentario de Podemos de Castilla-La Mancha ha anunciado este lunes que rompe el acuerdo de investidura con el PSOE por el cual, el socialista Emiliano García-Page accedió al cargo de presidente regional hace ya año y medio.

El secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, que ha comparecido ante los medios para dar cuenta de la ruptura, ha argumentado que el gobierno socialista ha estado actuando “espontánea y unilateralmente durante más de un año”, y que García-Page ha estado “más ocupado en lo que se mueve en Ferraz que en lo que pasa en las Cortes de Castilla-La Mancha”.

Entre los asuntos que Podemos reprocha al PSOE no estar cumpliendo no figura ninguno sanitario. El ejecutivo de García Page ha lanzado la llamada Tarjeta Humanitaria y pedido al Gobierno central la derogación de la Ley 16/2012, en línea con lo que Podemos exigía en materia de garantizar la universalidad de la sanidad. La creación de un millar de nuevas plazas sanitarias (la OPE que está ahora en cuestión) también estaba contemplada en el acuerdo.

Presupuestos, en peligro

Con la ruptura, el PSOE queda a merced de la oposición en el Parlamento regional y tendrá que negociar duramente cada una de las normas cuya votación está prevista para el recientemente iniciado periodo de sesiones. A la Ley de Transparencia, la Ley Antifracking, la nueva Ley contra la Violencia de Género se suma la negociación del Proyecto de Ley de Presupuestos de 2017, que corre ahora peligro. Estos presupuestos, que ya se han empezado a tramitar prevén un aumento del gasto social y de las partidas destinadas a la sanidad, aún por concretar.

Sin embargo García-Molina no se ha referido a ninguno de estos asuntos. Se ha limitado a leer un comunicado en tono metafórico y literario, lleno de generalidades y tras el cual no ha admitido preguntas de los periodistas. El dirigente regional de la formación morada ha indicado que su grupo abre ahora un "periodo de reflexión" antes de comunicar sus próximos pasos.

Una decisión “tomada en Madrid”, según en el PSOE

Con esto último se queda el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, quien espera que tras este periodo de “reflexión” podemos recapacite y vuelva a alcanzar algún acuerdo estable con el PSOE que salve los presupuestos de 2017. A juicio de Martínez Guijarro “no hay ninguna razón objetiva en Castilla-La Mancha” para esta ruptura y la relaciona con las tensiones intenciones internas de Podemos. “Es una decisión tomada en Madrid”, ha mantenido.

El vicepresidente regional se ha mostrado “muy sorprendido” y defraudado por la “deslealtad” de Podemos, habida cuenta de que no había percibido “ninguna tensión previa” en los dirigentes de Podemos. Ha recordado que los presupuestos regionales de 2016 –que ya suponían un aumento de las partidas sanitarias– salieron adelante con los votos favorables de Podemos, y que, hace tan solo una semana, la formación morada también votó con el PSOE a favor de aumentar el techo de gasto.

Este nuevo techo de gasto supone el primer paso para elaborar los presupuestos de 2017. Sin embargo, Podemos, casi a la vez que apoyaba este aumento, hacía una primera advertencia –la única– de que no apoyaría las nuevas cuentas regionales de Castilla-La Mancha si no se percibía un mayor nivel de cumplimiento de los acuerdos que recogía el pacto de investidura.