Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Autonomías > C-La Mancha

"El presupuesto en Sanidad sube, pero queremos saber a qué se destina"

García Molina, lider de Podemos en Castilla-La Mancha, quiere estudiar en detalle las cuentas sanitarias antes de votar

José García Molina, portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha.
"El presupuesto en Sanidad sube, pero queremos saber a qué se destina"
Sergio López
Jueves, 19 de enero de 2017, a las 09:20
José García Molina (Barcelona,1969) cambió hace año y medio las clases en la Universidad de Castilla-La Mancha, donde era profesor de Educación Social, por las Cortes de Castilla-La Mancha. Como líder regional de Podemos y portavoz en las Cortes regionales y en su Comisión de Sanidad, tiene un discurso matizado sobre la labor del consejero del ramo, Jesús Fernández. Hace una valoración, en general, positiva, pero se muestra receloso con aspectos como la derivación a la privada. Quiere estudiar detenidamente las partidas sanitarias para decidir si su formación da el visto bueno a los presupuestos de Castilla-La Mancha para 2017.

El Consejo de Gobierno ha tomado en conocimiento  el Plan de Garantías que ponía Podemos para aprobar los presupuestos. ¿Está ya despejado el camino para que su grupo vote a favor de las cuentas públicas?
 
Era condición necesaria, pero no condición suficiente. En este Plan de Garantías se habla de algunas políticas sociales –esencialmente de protección a la vulnerabilidad–, pero no de sanidad o dependencia. Las políticas sanitarias hemos empezado a verlas esta semana. Por eso no se puede decir que los presupuestos estén, ni mucho menos, cerrados.
 
¿Y están satisfecho con lo que ha puesto encima de la mesa el Gobierno en materia sanitaria, dentro del borrador de Presupuestos?
 
Hasta ahora solo hemos visto la letra grande. Es verdad que existe un incremento del presupuesto respecto del año pasado y eso siempre es, a priori, una buena noticia. Ahora hay que revisar la letra mediana y la pequeña: ¿Ese incremento, a qué se destina? ¿A consolidar plantilla? ¿A nuevas infraestructuras? Eso es lo que estamos revisando esta semana. Un tema que nosotros tenemos como bandera es que no queremos que se destine más a conciertos privados, sino al fortalecimiento de nuestra sanidad pública. Creo que los servicios que tienen que ver con la salud –y yo ahí también incluyo los servicios de restauración y de limpieza de los hospitales– deberían ser públicos.  
 
¿Cuáles deberían ser las prioridades del sistema sanitario en Castilla-La Mancha?

Hay que reforzar mucho la Atención Primaria. Es la manera de evitar que las enfermedades se cronifiquen y que se necesite mayor gasto en Atención Especializada. Además hay ciertas especializades, como Radiodiagnóstico o algunos tipos de cirugía, de las que hay carencia de profesionales en nuestra región.
 
Estos días, con el repunte de la gripe, ha habido algunas quejas sobre la saturación de los hospitales. ¿Cómo valoran la situación desde su grupo?
 
Bueno, creo que tenemos que ser honestos. No es una cuestión que solo pase en Castilla-La Mancha, sino que la situación ha sido parecida en todo el país, y creo que hay que separar el análisis de las situaciones estructurales del de las coyunturales. En lo estructural, desde luego que decimos que necesitamos más recursos, más personal. En lo coyuntural, hay que tomar nota de estas situaciones, pero siempre hay factores imprevisibles.
 
Una de las principales polémicas en la región son las obras del Hospital de Toledo, ¿cómo la están viendo desde su grupo?
 
Con esta infraestructura ha habido una guerra política entre dos partidos en la que se ha tomado como rehén a la ciudadanía. Un hospital tan importante como el que está proyectado en Toledo no puede estar en el limbo. El actual hospital Virgen de la Salud de Toledo está en unas condiciones de cierta obsolescencia. Es urgente que las obras se aceleren.
 
Cuando se hacen infraestructuras públicas, lo primero es que deberían hacerse pensando en las necesidades de la ciudadanía, no en asuntos más oscuros como los negocios o las luchas de partidos. Y, en segundo lugar, algo en lo que nosotros insistimos mucho es que a lo mejor no siempre hay que hacer infraestructuras, sino ver que tenemos ya y si sale más a cuenta tanto por agilidad como por economía reformarlo o ampliarlo. Pero en el caso de Toledo, está claro que es tiempo ya de un nuevo hospital.
 
¿Cuáles son los principales retos que afronta Castilla-La Mancha en materia de atención sanitaria?
 
Esta región tiene virtudes, pero también unas problemáticas que todo el mundo conoce, como la dispersión geográfica. Es una comunidad muy grande y que va perdiendo población. Entre otras cosas porque no se alcanza a prestar servicios públicos en todos los lugares. La gente se va a zonas donde, por ejemplo, va a tener mejores recursos sanitarios. Por eso mi insistencia en la Atención Primaria. La sanidad puede ayudar a fijar población. Por eso creemos que es muy importante hacer un plan estratégico para la sanidad que determine hacia dónde queremos ir y en qué tenemos que invertir para maximizar el efecto de la inversión. Hay una falta de cultura en esta región sobre planes estratégicos.
 
¿Diría que ha podido incidir en la política sanitaria hasta ahora con sus iniciativas parlamentarias?
 
Con la consejería de Sanidad tenemos una relación relativamente cercana. La primera iniciativa que llevamos a la Cortes fue que hubiera informes cualitativos sobre lista de espera y derivaciones. No queríamos saber tanto los números como las casuísticas. No se entendió muy bien nuestra petición, pero gracias a ella, hemos conocido causas. Un informe que hemos recibido recientemente, por ejemplo, da cuenta de las bajas que ha habido de especialistas en Talavera y en otros Hospitales. Así que sabemos que tenemos que hacer una política centrada en captar determinados perfiles profesionales.
 
¿Y eso cómo se lleva a cabo?
 
Hay que recuperar el MIR y tener una cantera de buenos especialistas. No deja de ser triste que tengamos unas universidades bastante importantes, pero que luego los especialistas se tengan que ir a trabajar fuera y cueste mucho que vuelvan porque ni los salarios ni las condiciones para la carrera profesional están ahí. Hablando en términos futbolísticos, tiene que haber una buena Masía para que los profesionales quieran y puedan quedarse aquí.
 
¿Qué iniciativas parlamentarias van a llevar a las Cortes en el nuevo periodo de sesiones?
 
Una de ellas es la interconexión: poder hacer trabajo en red entre todos los hospitales de la región. No en todas las especialidades, pero por ejemplo en Radiodiagnóstico se puede y se debe potenciar que si un centro no puede atender a todos sus pacientes pueda enviar las imágenes telemáticamente a centros menos cargados y no tener que derivar a centros privado.
 
¿Qué valoración hace Podemos del consejero Jesús Fernández? Entiendo, por lo que decía antes, que al menos, a nivel de trato, la relación es buena.
 
A nivel de trato, bien. Pero no es una cuestión personal, sino que siempre que le hemos pedido un informe o una justificación nos la ha entregado. Luego se puede estar más o menos de acuerdo, pero parece que hay una predisposición a rendir cuentas. Además creo que no se está haciendo una mala labor, teniendo en cuenta las condiciones de partida que tiene esta región. Sin embargo, en esta Consejería el nivel de responsabilidad y de exigencia es muy alto y tenemos que pedirle más. Por otra parte, tampoco estamos de acuerdo con la continua exigencia de dimisiones del PP y su afán por dibujar un escenario en el que parece que vivamos en una crisis sanitaria continua. Ni todo va bien, ni todo es un caos.