16 nov 2018 | Actualizado: 14:50

Sanidad forma a 35 profesionales como mediadores de conflictos internos

Esta iniciativa se enmarca dentro del Plan de Gestión de Conflictos y Mediciación de Castilla y León

El consejero de sanidad, Antonio María Sáez Aguado.
Sanidad forma a 35 profesionales como mediadores de conflictos internos
mar 20 febrero 2018. 13.00H
Redacción
La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha presentado este martes el Plan de Gestión de Conflictos y Mediación en un acto en el que se ha nombrado a 35 profesionales como mediadores de conflictos internos tras una formación de más de 100 horas.

El consejero, Antonio María Sáez, ha anunciado que esta cifra se incrementará hasta el medio centenar este año y se contará con estas figuras en todas las áreas de salud. Los profesionales compatibilizarán su función como mediador con las tareas propias de su categoría profesional y su nombramiento será por un periodo de cinco años, prorrogable.

Con la puesta en marcha de este Plan se pretende manifestar el compromiso de la Consejería de Sanidad con la cultura del diálogo y fomentar la formación para la prevención de conflictos, así como crear estructuras de mediación cuando el conflicto no ha podido ser resuelto en origen. Así, el Plan dispone de dos partes diferenciadas: la gestión de conflictos por mandos intermedios y la intervención de mediadores en los conflictos no resueltos.

Niveles de intervención

Así, el primer nivel de actuación ante un conflicto debe provenir del mando intermedio, por lo que se concede especial relevancia a la formación de los responsables de centros y servicios con la finalidad de que detecten los problemas, se les dote de las habilidades precisas para afrontar los conflictos y sepan poner en práctica técnicas de resolución de conflictos. Con cursos de entre cinco y ocho horas, se formará a todos los mandos intermedios en el plazo de cuatro años.

Ya en el segundo nivel, toman parte los mediadores, que intervendrán en caso de conflictos personales entre profesionales; disfunciones que provoquen un mal funcionamiento de un determinado servicio o cuando exista mal ambiente de trabajo que no sea achacable a otras circunstancias. No cabrá mediación, sin embargo, en casos de conflictos laborales, cuestiones administrativas, cuestiones de carácter meramente organizativo o cuando los comportamiento puedan dar lugar a responsabilidad civil, penal o disciplinaria, o ya se haya abierto vía judicial.

El consejero ha aclarado que se trata de un procedimiento en que los implicados en el conflicto mantienen su autonomía, de manera que no se trata de una situación de "arbitraje", sino que el mediador debe, "poner de acuerdo" a ambas partes, pero no es "juez" ni "árbitro".

Mediadores en todas las áreas de salud

El objetivo es que en cada una de las once áreas de salud exista un Equipo de Mediación compuesto por los mediadores con destino en las gerencias dependientes del área de salud en concreto, en número suficiente para atender las necesidades que se detecten.

Se prevé contar con un mínimo de cuatro mediadores en las áreas más pequeñas y cinco o seis en las más grandes, pero estas necesidades se irán actualizando en sucesivas convocatorias.

Sin embargo, aún no hay un procedimiento detallado, en el que se trabaja y para lo que este miércoles habrá una reunión con representantes sindicales para establecer el modo en el que se debe solicitar una mediación, dado que es un acto voluntario, y cómo el mediador debe dar la respuesta, además de cómo se debe establecer un registro, aunque no se contemplan informes de cada actuación por tratarse en ocasiones de cuestiones muy personales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.