21 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Autonomías > Castilla y León

Los médicos diseñan los 6 pasos a seguir en caso de agresión

Los Colegios de Médicos se están sensibilizando, cada vez más, con estas acciones violentas

Un momento del acto de presentación del protocolo.
Los médicos diseñan los 6 pasos a seguir en caso de agresión
Redacción
Viernes, 09 de febrero de 2018, a las 12:40
Las acciones violentas de los usuarios del sistema sanitario, o de sus familiares y acompañantes sobre los profesionales en el lugar de trabajo han ido en aumento en los últimos años llegando a representar un motivo de gran preocupación para los profesionales sanitarios. Por esta razón, el Colegio de Médicos de Burgos ha presentado el Protocolo de Agresiones a Profesionales Médicos.

Se trata de un manual que recoge los pasos a seguir por el médico para saber actuar en estas situaciones y a quién debe dirigirse para preservar su integridad y sus derechos. Así, el protocolo establece que, ante un posible riesgo de agresión el primer paso del profesional sea tener prevista una salida del escenario. Se recomienda que el médico estuviera situado lo más cercano de la puerta y solicite la presencia de un compañero o que accione el botón de pánico si lo hubiese.

El segundo paso hace necesaria la llamada de alerta a las fuerzas y cuerpos de seguridad, máxime si fracasan los intentos de disuadir al agresor o la situación de riesgo de violencia o agresión persiste.

Acudir a Urgencias y denunciar

En tercer lugar, se recomienda al médico que acuda al Servicio de Urgencias para una valoración de las lesiones físicas y/ó psíquicas, además de para que se obtenga un informe médico que añadir a la denuncia posterior. Asimismo, deberá recabar toda la información posible sobre el agresor, la situación y los testigos, así como con imágenes del suceso.

En quinto lugar, el protocolo establece que será necesario comunicar el incidente al responsable del centro. Una vez que se ha puesto en conocimiento al centro, serán los responsables de estos quienes se pongan en contacto con las fuerzas de seguridad.

El sexto punto, y último, recoge que se deberá poner en conocimiento de los hechos al Colegio de Médicos y rellenar el Registro de Agresiones del Colegio para que el profesional reciba las instrucciones a seguir. Los expertos han recordado que, ante un episodio violento, es necesario suspender la relación médico-paciente.