El rectorado de la universidad apoya su construcción pese a las reticencias de la Junta

La facultad de Medicina en León suma apoyos: "Tenemos que remar juntos"
José Luis Díaz Villarig y Juan Francisco García Marín.


15 sep 2022. 16.00H
SE LEE EN 4 minutos
La propuesta para construir una facultad de Medicina en León suma apoyos, a pesar del jarro de agua vertido desde la Junta de Castilla y León, que considera más prioritaria la necesidad de agilizar el proceso de acreditación de profesores de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca). Según ha sabido Redacción Médica, la Universidad de León apoyará la puesta en marcha de este nuevo centro y trasladará la propuesta el Consejo de Universidades, que deberá dar su visto bueno para que pueda seguir adelante.

De esta forma, la Universidad de León avala la propuesta del Colegio de Médicos de la provincia. Así lo ha podido constatar el presidente de los facultativos leoneses, José Luis Díaz Villarig, tras reunirse este jueves con el rector de la universidad, Juan Francisco García Marín. “Hemos coincidido en que lo mejor es remar todos juntos, ha explicado el propio Villarig a este diario.

Logrado el apoyo fundamental de la universidad, el siguiente paso del Colegio de Médicos es conseguir el apoyo de todos los agentes sociales de la provincia. Se buscará el respaldo de organismos como el Ayuntamiento o la Diputación Provincial, así como del tejido empresarial y otros agentes. El objetivo, según el propio Villarig, es “conseguir una decisión política favorable” para la puesta en marcha de la facultad. Esto es, convencer a la Consejería de Educación, quien en última instancia tiene la competencia de decidir sobre la apertura o no de un nuevo centro universitario en la comunidad autónoma.


El rector, sorprendido por las declaraciones de la Junta


Por su parte, Juan Francisco García Marín ha expresado públicamente que la propuesta de una nueva facultad de Medicina "ni se ha enfriado ni se ha dejado de enfriar, ya que lleva unos plazos y no es de hoy para mañana". De hecho, el rector de la Universidad de León ha reconocido que le ha “sorprendido” algunas de las declaraciones de los últimos días lanzadas por algunos de los consejeros del gobierno de la Junta.

Desde la propia Junta, se ha emplazado este debate a la celebración en el futuro de la reunión del Consejo de Universidades nacional y autonómico, en donde se habla de la asignación de nuevas titulaciones.

En este sentido, consejero de Sanidad de Castilla y León, Alejandro Vázquez, antes de construir una facultad de Medicina se ha mostrado la necesidad de dar salida laboral a los cerca de 4.000 graduados que carecen del título de especialista para poder insertarlos en el sistema nacional de salud, más allá de crear más facultades.


"Graves problemas" para encontrar profesores


También ha advertido de que para contar con una Facultad de Medicina no basta con disponer de un edificio, sino que también es preciso contar con personal docente. "En las dos facultades en Valladolid y Salamanca, con más de quinientos años de tradición docente, tenemos graves problemas para contar con profesores debido a los problemas de acreditación" por parte de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca)", explicado el consejero, quien recuerda que ya el ministro de Universidades, Joan Subirats, "planteó recientemente la necesidad de rebajar los criterios para poder ser profesor, pero hasta ahora no hay ninguna novedad".

Mientras, desde la Consejería de Educación defienden que “la implantación de nuevos grados en el sistema universitario de Castilla y León no es algo que se pueda gestionar de forma unilateral o por cada universidad de forma independiente”.

La voluntad de abrir una nueva facultad de Medicina viene propiciada por la falta de médicos en Castilla y León, así como en el resto de España. Un problema al que se quiere dar respuesta con la formación de más profesionales.


Burgos también pide una facultad de Medicina


A la petición de abrir una nueva facultad de Medicina en León, se le suma la de Burgos. De hecho, la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos (Combu) y la Universidad de Burgos (UBU), ya han suscrito un acuerdo de colaboración para promover actividades docentes, investigadoras y de transferencia del conocimiento.

En concreto, consideran que una facultad propia también facilitaría el acceso a la profesión de más jóvenes interesados por la Medicina. Además, ayudaría a fortalecer el nombre del Hospital Universitario de Burgos, fortalecería la universidad, el Colegio médico, la profesión y podría colaborar a paliar la falta de médicos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.