15 nov 2018 | Actualizado: 11:50

Grabar los vestuarios femeninos le cuesta la suspensión a un residente

El médico del Hospital Clínico Universitario puede ir a prisión por un supuesto delito de atentado a la intimidad

Fachada del Hospital Clínico de Valladolid.
Grabar los vestuarios femeninos le cuesta la suspensión a un residente
jue 04 agosto 2016. 13.50H
Redacción
El Hospital Clínico de Valladolid ha suspendido de empleo y sueldo a un médico residente de tercer año que supuestamente había colocado una cámara oculta en un vestuario femenino para grabar a las mujeres del centro cambiándose de ropa.  A falta de que las investigaciones avancen, no habría difundido esas imágenes. Por el momento se desconoce el número de mujeres afectadas y el tiempo que estuvo esa cámara oculta dentro del vestuario.

El hospital del que es gerente Francisco Javier Vadillo ha decidido abrir un expediente administrativo a este médico y trasladar al ministerio fiscal los hechos,  que ahora investiga si el residente grabó a mujeres cambiándose de ropa.

Los hechos podrían constituir un delito de atentado a la intimidad y de revelación de secretos, lo que supone entre uno y cuatro años de prisión.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.