24 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Autonomías > Castilla y León

El nuevo hospital de Aranda costará 100 millones de euros

El centro tendrá 39.000 metros cuadrados y 134 camas

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León.
El nuevo hospital de Aranda costará 100 millones de euros
Redacción
Martes, 25 de julio de 2017, a las 15:30
El nuevo hospital de Aranda de Duero, que triplicará la superficie del actual, el Santos Reyes, requerirá de una inversión de cien millones de euros, ochenta para la obra y veinte para equipamiento, según ha anticipado este martes el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado. Así se recoge en el borrador del plan funcional del futuro centro que ha dado a conocer el consejero de Sanidad en la rueda de prensa ofrecida tras el encuentro con representantes de las asociaciones de vecinos de Aranda.

"Aproximadamente se acercará a los 80 millones de euros la inversión en obra del nuevo hospital y algo más de 20 millones de euros se destinarán a equipamiento tecnológico y general", ha especificado. La actuación, ha señalado Sáez, permitirá dotar a la capital ribereña de un nuevo centro sanitario que atenderá a una población de referencia de más de 65.000 habitantes, de 114 municipios de Burgos, Segovia y Soria.

Con una superficie de más de 39.000 metros cuadrados, triplicando los 12.700 metros cuadrados destinados en la actualidad a atención hospitalaria, el nuevo centro se ha orientado a la resolución de procesos potenciando la hospitalización de día y a domicilio, con la creación de un servicio específico, la cirugía mayor ambulatoria sin ingreso, las consultas diagnósticas y de tratamiento más resolutivas.

134 camas

Pese a esta concepción, el plan funcional prevé una dotación de 134 camas para el nuevo hospital, lo que supone un incremento de 24 respecto al Santos Reyes. "A pesar de que las previsiones demográficas para los próximos 15 años prevén una reducción de la población, lo dimensionamos de esta manera", ha indicado el consejero.

Los locales de consultas serán 45, frente a los 27 actuales, los puestos del hospital de día se incrementarán en 21, alcanzando los 35, y el área quirúrgica dispondrá de cinco quirófanos, dos más que el hospital Santos Reyes, tres para cirugía programada y dos para cirugía mayor ambulatoria.

Se mejorará la zona de paritorios, se incrementará el área de recuperación postquirúrgica y postanestésica, que elevará su plaza a cinco, más otras cuatro para intervenciones ambulatorias, se incrementarán las salas de exploraciones especiales, pasando de 12 a 28 los gabinetes de exploración, y el área de Urgencias pasará de 17 a 35 zonas de atención.

Más especialidades

El aumento de locales de consultas permitirá también incrementar algunas especialidades y Sáez Aguado ha reconocido que se estudiarán las propuestas realizadas por los representantes vecinales, especialmente Alergología, Neumología y Reumatología. "Vamos a comenzar a estudiarlo intentando que algunas de estas nuevas consultas que nos han reclamado pudieran estar disponibles antes de la construcción del nuevo hospital", ha reflexionado.

Sáez Aguado también ha indicado que algunas de estas especialidades se vincularán con el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y se establecerán alianzas que garanticen su prestación de manera estable y evitar problemas de cobertura. Sin establecer plazos durante su intervención, el consejero de Sanidad ha reconocido que se mantienen los que se han barajado hasta ahora.

Plazos temporales

Se confía en poder licitar la redacción del proyecto antes de que finalice 2017 y que se disponga ya de este documento a lo largo de 2018 o principios de 2019. Estos plazos permitirían licitar la construcción del nuevo centro sanitario, para el que se maneja un periodo de ejecución de algo más de 36 meses, por lo que podría estar operativo entre 2022 y 2023.

No obstante, Sáez Aguado ha recordado que aún están pendientes de que el Ayuntamiento lleve a cabo los últimos trámites urbanísticos necesarios para que la Junta disponga sin ningún problema de la parcela de casi 100.000 metros cuadrados en la que está prevista la construcción del nuevo hospital.