Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:10
Autonomías > Castilla y León

Cinco áreas estratégicas y 5.000 millones para "transformar la sanidad"

Herrera presenta el IV Plan de Salud de Castilla y León

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.
Cinco áreas estratégicas y 5.000 millones para "transformar la sanidad"
Redacción
Martes, 19 de julio de 2016, a las 11:20
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha presentado este martes el IV Plan de Salud de Castilla y León, que contará con un presupuesto de casi 5.000 millones de euros hasta el año 2020. Dicho plan profundiza en el cambio organizativo necesario para adaptarse a las nuevas necesidades de los pacientes, cada vez más activos, mejor informados y exigentes, según ha asegurado Herrera.

La estrategia gira entorno a cinco áreas de actuación que pretenden alcanzar la equidad en la salud. El presupuesto total, de los que 1.000 millones irán a parar a este año, está destinado a cubrir 340 medidas concretas que se reparten en cinco grandes áreas de actuación.

Una de las áreas prioritarias de este plan persigue mejorar la atención a los problemas de salud prioritarios. Es el caso de las enfermedades crónicas, donde los pacientes “pluripatológicos” representan sólo el 5,4 % de la población pero acumulan el 20 por ciento de las consultas de Primaria, el 59  de las consultas hospitalarias, y el 17 de las urgencias. Se protocolizarán el proceso de atención integrada en el domicilio y se implantará un plan de cuidados de Enfermería único.

En el campo de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, diabetes y cáncer, se implantará el Código Infarto y el Código Ictus, se mejorará la detección y seguimiento de los pacientes con diabetes y se creará una Red de Investigación Clínica Oncológica.

El Plan reforzará la vigilancia epidemiológica en cuanto a las enfermedades trasmisibles y promoverá nuevos protocolos ante enfermedades emergentes. En el caso de las enfermedades neurodegenerativas y enfermedades mentales, el objetivo es el de mejorar la calidad de vida de los pacientes y erradicar su estigmatización.

Por primera vez, el Plan de Salud contempla también un capítulo para las enfermedades raras, creando una unidad de referencia en genética clínica para diagnóstico y consejo, aumentando la cartera de servicios para su detección neonatal.

Reorientación del Sistema Sanitario

El último punto del Plan pretende reforzar “el modelo público, universal, gratuito y de calidad, y que cada vez sea más eficiente”, según Herrera, para lo que se potenciará la coordinación sociosanitaria entre el Sistema Sanitario y el de Servicios Sociales.

En cuanto a la gestión clínica, este año entrarán en funcionamiento 15 unidades -4 en Primaria y 11 en Especializada-, para una mayor implicación de los profesionales en las decisiones de gestión.

También hay que destacar la participación e implicación de los pacientes y sus asociaciones a través de iniciativas como “Paciente Activo”, que se completará con los pacientes diabéticos.

Equidad, protección de la salud y promoción de estilos de vida saludables

En el área de Equidad de la Salud se pretende evitar las consecuencias que generan las situaciones de desigualdad social mejorando la Red de Protección, así como la atención del sistema sanitario a las necesidades diferenciales de pacientes y colectivos.

El título destinado a la Protección de la Salud, el Plan prevé incrementar la cartera de servicios de los laboratorios de Salud Pública, con el objetivo de continuar avanzando en el control de la calidad del medio ambiente.

En el apartado de Promoción de estilos de vida saludables, el Plan pone el énfasis, entre otras medidas, en la puesta en marcha junto a los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de una “Red de promotores saludables”, y también de una “Red de Escuelas Promotoras de Salud”.