Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Autonomías > Castilla y León

El Colegio de Médicos de Segovia llama a la "sensatez" en el caso Lalanda

La institución recuerda que todavía no se ha sancionado a la facultativa y twittera

El presidente del Colegio de Médicos de Segovia, Enrique Guilabert.
El Colegio de Médicos de Segovia llama a la "sensatez" en el caso Lalanda
Redacción
Miércoles, 01 de febrero de 2017, a las 11:20
Debido al revuelo que se ha montado en las redes sociales en torno al proceso abierto contra la médico y popular twittera Mónica Lalanda por parte del Colegio de Médicos de Segovia, la institución ha expresado en una carta su sentir y también ha explicado algunos puntos del procedimiento que han sido malinterpretados en internet.

En ese sentido, se señala que el expediente abierto a Lalanda es debido a que “el jefe del Servicio de Urgencias del único hospital público de Segovia, con la gran mayoría de los médicos de su servicio, presentan varias denuncias con petición de amparo por considerar dañada públicamente su honorabilidad personal por parte de la Dra. Lalanda”.

“Las declaraciones ofensivas se hicieron a través de correos enviados a los médicos de dicho servicio, así como en una entrada de su blog, como quiera que algunas están consideradas material reservado, no han sido publicadas”, añade el texto. Por otro lado, se asegura que de momento no se ha impuesto ninguna sanción a Lalanda, tal como muchas informaciones aparecidas en distintos lugares afirman.

“Desde este Colegio Oficial de Médicos de Segovia, hacemos un llamamiento a la sensatez. Distorsionar la realidad diciendo que desde el Colegio Oficial de Médicos de Segovia se persigue a los colegiados por denunciar la precariedad laboral y el deterioro asistencial no es cierto e injusto”, se defiende la institución.

Al igual que el presidente del Colegio, Enrique Guilabert, aseguró recientemente a Redacción Médica, en la carta se subraya que “nadie niega la valentía de la Dra. Lalanda en denunciar la precariedad laboral que con carácter general se están dando en la mayor parte de los servicios sanitarios españoles”. Además, se destaca que nadie ha intentado coartar la libertad de expresión de Lalanda.

“Por ello, pido que seamos más críticos con las informaciones que se difunden y empañan la verdad. Dejemos que sean las personas que instruyen el caso las que decidan, con justicia y equidad, si se ha cometido o no una infracción deontológica”, finaliza la carta firmada por Guilabert.