24 abr 2019 | Actualizado: 09:40

Decreto urgente: 6.000 euros más para médicos y 1.300 más para Enfermería

La Consejería propone a la Junta nuevas medidas para paliar el déficit de profesionales sanitarios

El consejero de Sanidad, Sáez Aguado.
Decreto urgente: 6.000 euros más para médicos y 1.300 más para Enfermería
mar 26 febrero 2019. 14.25H
La Consejería de Sanidad de Castilla y León va a proponer a la Junta la aprobación de un Decreto Ley de medidas urgentes en materia de sanidad. De esta forma, la Consejería de Sanidad pretende incentivar a los profesionales del Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl) “vinculando esta productividad a los objetivos asistenciales de los centros incluidos en el Plan Anual de Gestión”

Entre las medidas propuestas destaca “el reconocimiento del complemento de garantía asistencial” para los puestos de difícil cobertura, que “será de 6.000 euros anuales para los profesionales del grupo A1; de 1.300 euros anuales para los pertenecientes al grupo A2 y de 300 euros anuales para las categorías C1 y C2, así como para otras agrupaciones profesionales”, según ha señalado la Consejería en un comunicado. Así, los médicos y demás profesionales superiores pasarán a cobrar 6.000 euros más al año mientras que las enfermeras que atiendan un puesto de estas características cobrarán 1.300 euros más.

Este complemento está diseñado “especialmente para las categorías y profesiones con déficit de profesionales”, como son “los médicos de familia y pediatras de Atención Primaria”. Estos puestos, explican desde la Consejería, se encuentran en zonas con “dificultades que derivan de sus características territoriales y demográficas”, como es  “la dispersión de la población y bajo número de pacientes asignados”. 

A través de esta norma se establecen también otras medicas como la “flexibilización del horario; la disponibilidad en los llamamientos temporales de interinidad en las bolsas de empleo temporal; la valoración como mérito en la carrera profesional; la prioridad en la participación en las actividades de formación, y la prioridad de los centros e instituciones sanitarias a los que estén adscritos puestos de difícil cobertura en los proyectos piloto o de investigación”.

Todos estos incentivos “ascenderán a 36 millones de euros y se concretarán en los distintos centros de gestión mediante un ‘Pacto de Objetivos’ donde se determinarán los aspectos concretos que del Plan de Gestión afecten a cada Servicio, Unidad o Equipo”, ha señalado la Junta.


Fidelización


La Consejería de Sanidad busca, además,  la “fidelización de los licenciados sanitarios especialistas en medicina familiar y comunitaria”. Es decir, mantener el “vínculo con los especialistas que han finalizado su residencia y desean formar parte de la sanidad de Castilla y León”.

Para ello, “con carácter excepcional, durante los años 2019 y 2020 se podrán realizar anualmente nombramientos eventuales a todos los licenciados sanitarios especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria que hayan finalizado su residencia en los tres años anteriores a la fecha del nombramiento por un periodo de dos años prorrogable, en su caso, por un año más. Posteriormente, se realizará un estudio y valoración sobre si procede la creación de una plaza en la plantilla orgánica”.


Jubilación


El consejero de Sanidad también ha destacado durante la presentación de estas medidas “la prolongación en el servicio activo de todos los profesionales que lo soliciten una vez cumplida su edad de jubilación” para paliar la falta de médicos así como “la habilitación para la contratación de especialistas que no cuenten con el requisito de nacionalidad”.

El departamento que dirige además ha señalado que “los errores en la planificación de los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud, en particular en la estimación de necesidades de especialistas, han conducido a un desajuste entre la disponibilidad de especialistas y las necesidades de cobertura en la Atención Primaria. “El problema es la disponibilidad de profesionales que afecta al conjunto de comunidades autónomas, no solo a Castilla y León. De hecho, todas las plazas de Atención Primaria tienen la correspondiente dotación presupuestaria”, ha señalado Sáez Aguado.

En anteriores ocasiones el consejero de Sanidad de Castilla y León ya solicitado la convocatoria extraordinaria de plazas MIR en Medicina Familiar y Comunitaria; el incremento de plazas o acreditación de nuevas plazas de formación, así como agilidad en la homologación de títulos de especialistas extracomunitarios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.