Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Cantabria

Sanidad tacha de "desproporcionada" la amenaza de huelga de médicos de AP

Asegura que los pacientes cántabros están "bien atendidos" y que este anuncio "inquieta" a la población

María Luisa Real, consejera de Sanidad de Cantabria.
Sanidad tacha de "desproporcionada" la amenaza de huelga de médicos de AP
Redacción
Jueves, 03 de agosto de 2017, a las 17:20
Para la Consejería de Sanidad de Cantabria, “los pacientes están bien atendidos” y critica que “anunciar medidas de presión desproporcionadas solo sirve para inquietar a la población”. Con estas palabras se ha referido el departamento que dirige María Luisa Real a la reciente amenaza de huelga que ha protagonizado el Sindicato Médico de Cantabria por “problemas” en Atención Primaria y en Pediatría.

En su comunicado, Sanidad manifiesta su “total sorpresa y rechazo a dicho planteamiento”, porque lo considera “absolutamente desproporcionado e injusto”, y reitera que las vías de diálogo están permanentemente abiertas, tal y como ponen de manifiesto todos los acuerdos alcanzados durante estos dos años de legislatura

“La situación de escasez de médicos de Atención Primaria, común por otra parte a todos los servicios de salud, se hace particularmente problemática en los meses de verano. Esta es una de las cuestiones que más dedicación requiere en estos momentos a nivel de la gestión sanitaria y que se afronta con el objetivo de que no se resienta la calidad en la atención sanitaria”.

Además, Sanidad asegura que los pacientes cántabros, y específicamente los niños, están bien atendidos y considera desproporcionado el anuncio de medidas de presión que inquietan a la población. “La administración sanitaria está afrontando diversas medidas para buscar soluciones no solo en la mejora de las condiciones de trabajo para todos los profesionales, sino también para garantizar e incrementar la calidad de la atención sanitaria de la ciudadanía, que, en definitiva, constituye su principal preocupación”.