Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Autonomías > Canarias

Jesús Morera: "Prometer la vuelta de las 35 horas es vender humo"

Afirma que en el PSOE no hay una postura común sobre la jubilación forzosa y plantea varios candidatos a ministro

Jesús Morera, consejero de Sanidad de Canarias.
Jesús Morera: "Prometer la vuelta de las 35 horas es vender humo"
L. Sopuerta / J. Leo
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 18 de abril de 2016, a las 19:00
Jesús Morera cumple nueve meses al frente de la Consejería de Sanidad de Canarias. En este tiempo son muchos los proyectos en los que se ha embarcado, como los planes de salud, urgencias, recursos humanos e infraestructuras. En una entrevista para Redacción Médica detalla sus retos de legislatura y, además, ofrece su opinión sobre asuntos de calado nacional, como el Real Decreto de prescripción enfermera, la elección del próximo ministro de España o la vuelta a la jornada de 35 horas semanales. 

¿Qué balance hace de sus primeros meses al frente de la Consejería de Sanidad?

El consejero hace balance de sus primeros meses al frente de sanidad canaria.

Ha sido un equipo nuevo el que ha tomado las riendas de la Consejería y hemos afrontado un problema de falta de planificación. El plan de salud estaba elaborado, pero no se había aprobado por el Parlamento; no teníamos un plan de urgencias desde hace 20 años, y hemos elaborado uno; hemos acometido también un plan de cuidados paliativos y otro de infraestructuras, que el último es de 2010; y además tenemos que retocar el plan de recursos humanos. En suma, una tarea de planificación muy importante, que nos va a llevar años.

El primero que vamos a presentar es el plan de urgencias, que tenemos que presentarlo en el mes de julio. El plan de salud está en el Parlamento y esperamos que, en los próximos meses, se apruebe.

También hemos querido cerrar la oferta pública de empleo del año 2007. El próximo 15 de mayo haremos el último examen que, por cierto, es el más numeroso con casi 47.000 personas que se presentan a la categoría de auxiliar administrativo. La idea es hacer ofertas de empleo en pequeñas cantidades y anuales.

Por otra parte en el capítulo de inversiones e infraestructuras, hemos querido retomar obras que con motivo de la crisis económica quedaron paralizadas, sobre todo en Atención Primaria. Y terminar la red básica de hospitales, es decir, el Hospital General de Fuerteventura, que no está finalizado, y dos hospitales comarcales en Tenerife, que también llevan casi 10 años en fase de construcción.

En fin, son tareas importantes que tenemos por delante y que nos han llevado estos primeros meses.

¿Cómo van a llevar a cabo todos estos proyectos si Canarias sigue sin resolver el problema de la insularidad y la financiación?

Efectivamente, en Canarias tenemos un problema de financiación. Es la Comunidad que menos dinero recibe del Estado para servicios públicos. Lo compensamos con ingresos propios y un importante esfuerzo, que permite que nos situemos en la media nacional de gasto per cápita en Sanidad. A pesar, insisto, de esa infrafinanciación que tenemos del Estado para servicios públicos.

Esto es una realidad, nosotros teníamos mucha esperanza en que hubiera un nuevo gobierno y que pudiéramos negociar un nuevo modelo de financiación que nos fuera más favorable, y en esas estamos.

Morera, en un momento de la entrevista.

En ese sentido, estamos bien posicionados pero con poco dinero. Y tenemos una realidad que es la fragmentación y la insularidad. Siempre cuento que no hay en España ninguna comarca que, con menos de 10.000 habitantes, como tiene la isla del Hierro, disponga de un hospital donde hay un scanner, un servicio de urgencia, una matrona de guardia y hemodiálisis. Se genera francamente una ineficiencia, que es absolutamente necesaria en aras a mantener la equidad. Pero claro, eso tiene un coste muy alto, pero tenemos que mantenerlo y somos conscientes de que es así.

Esto no está adecuadamente valorado cuando se plantea la financiación de servicios públicos para un territorio como Canarias. Tenemos la impresión de que nunca ha calado ese mensaje de que hay habitantes en esas islas, y necesitan unas prestaciones en sanidad, en educación, que son distintas a otros territorios, exceptuando Baleares.

¿Qué harían con esa nueva inyección presupuestaria en caso de conseguirla?

Si volviera ese dinero lo dedicaríamos a las infraestructuras que tuvimos que paralizar y a recuperar derechos del personal, como reactivar la carrera profesional y contratar personal

Hemos logrado contener el crecimiento de las listas de espera, pero no las mejoramos. Es una realidad. Y no mejoran porque no hemos podido contratar más personal. Es cierto que cubrimos todas las jubilaciones, pero no hemos podido crecer.

Y, realmente, para poder hacer más cosas, pues nos hace falta más personal.

¿Cuáles son las principales demandas que le reclaman los profesionales?

La relación es cordial y buena. Llevamos apenas nueve meses en la Consejería y nos hemos reunido cinco veces ya con la Mesa Sectorial de Sanidad.

Es cierto que en esas conversaciones nos piden recuperar los derechos perdidos. Somos conscientes de que quienes más han sufrido son los profesionales. Yo he sido trabajador del Servicio Canario de Salud hasta que accedí a la Consejería, y lo notaba.

El trato al que hemos llegado con los sindicatos es ir desarrollando un cronograma de recuperación de derechos. Ahora mismo estamos en la fase de elaborar el coste de ese cronograma, es decir, en cuánto significaría aumentar directamente un nivel en la carrera profesional.

Hemos recuperado ya la jornada laboral, que en Canarias se distribuyó de una forma distinta al del resto de empleados públicos, porque se consideraron horas ordinarias los sábados. Y hemos acordado que las 37,5 horas pasen a hacerse de lunes a viernes, y que el sábado vuelva a ser considerado como guardia de 24 horas para todo el personal.

Morera ofrece su opinión sobre la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales.

Por tanto, hemos recuperado algunas cuestiones como ésta y ahora estamos en la segunda fase, que es intentar ver cómo podemos ir recuperando la carrera profesional. El coste va a ser alto, porque la tenemos suspendida desde hace cinco años, pero se trata de ponernos de acuerdo para ver cómo podemos ir recuperando progresivamente ese derecho perdido.

Ha mencionado las 37,5 horas. Hay un par de comunidades que ya se han lanzado a volver a las 35 horas, ¿Cuándo lo hará Canarias?

Las comunidades que lo han hecho saben que están expuestas a que les sea recurrida la medida. Nosotros no hemos querido meternos en una situación que perdida. Es una normativa básica del Estado y cuando lo recurra el Estado se va a perder. Es vender humo y no hemos querido vender humo. Es cierto que nos lo están reclamando y nosotros vamos a pedir al Estado volver a la jornada de 35 horas, pero desde luego unilateralmente no vamos a tomar una medida que sinceramente no nos parece procedente. Es vender humo. Está claro que cuando el Estado recurra, lo va a ganar sin ningún problema, y de hecho las comunidades que lo han hecho lo saben.

Desde el PSOE se trabaja en una línea común sobre la jubilación forzosa, ¿en qué consiste exactamente?

La postura del PSOE respecto a la jubilación forzosa es desigual en las distintas CCAA.

Esta es una cuestión que tenemos que discutir porque no hay unanimidad, cada comunidad es distinta. En Canarias se asumió, en la legislatura pasada, que todo el personal sanitario que se jubilara se cubría directamente con personal joven, y en aquel momento nos pareció una buena idea.

A mí me gustaría que se quedaran las personas mayores como consultores y entrar los jóvenes. Pero puestos en la situación en la que estábamos, que no podíamos crecer en recursos humanos, parecía procedente que las personas que tenían 65 años o más dejaran paso a los que venían.

En suma, es cierto que se está planteando esta discusión, es una cosa en la que no hay unanimidad.

Sí hay en el PSOE unanimidad respecto al Real Decreto de prescripción enfermera.

Sí, y lo que pedimos es derogar el Real Decreto de prescripción. Pensamos que se ha generado una tensión con el personal por interpretaciones erróneas.

Primero, el Ministerio de Sanidad tiene que aclarar cuál era el espíritu de este Real Decreto. Y, segundo, justificar por qué se pide una acreditación para la prescripción de fármacos que no están sujetos a prescripción médica, es decir, fármacos que cualquiera de nosotros puede pedir en la farmacia y que un enfermero no puede indicar a un paciente. Es una cuestión un tanto absurda.

Y, por otra parte, por qué los protocolos tienen que ser validados por el Ministerio. Nos parece que es absolutamente inoperativo, que esa función debería recaer en las comunidades autónomas.

¿Cree que la tensión que se palpa en las organizaciones profesionales y a nivel político está también en los profesionales?

La postura del PSOE respecto al RD de prescripción enfermera.

Hubo esa situación inicial de tensión, sobre todo, entre Enfermería, que se alarmó, se sentía inseguro y el personal médico se sintió también incómodo. Para solucionarlo, hemos dado todas las explicaciones posibles y se ha calmado la situación bastante.

¿Cómo interpretan el cambio que realizó a última hora el Ministerio de Sanidad en el texto del RD de prescripción?

La impresión que da es que la Organización Médica Colegial (OMC) presionó. Yo no estaba en esas mesas de negociación, pero lo que cuenta el Consejo General de Enfermería es que fue una presión de la OMC. Si fue así, mal hecho porque ha generado un problema que no tenía que haber sido.

¿Cómo valora que Alfonso Alonso, alejado estos meses de sus tareas como ministro, vuelva precisamente ahora a retomar las riendas de la sanidad española?

Todo indica que va a haber elecciones y todo el mundo vuelve a posicionarse y a estar presente en medios. Entiendo que tiene que ver con esto. Ha pasado dos meses o tres meses casi sin dar noticias y ahora vuelve. La política es así.

Cuando se consiga configurar un nuevo gobierno, ¿qué le pedirá al próximo Ministro de Sanidad?

Soy de los que pienso que no hace falta ser médico o profesional sanitario estrictamente para ser ministro de Sanidad, pero sí es necesario que sea conocedor del sistema. Lo que no puede ser es alguien que no haya tenido ningún contacto con el sistema en su trayectoria profesional o política, dirija  el Ministerio de Sanidad y tarde un año en entender las cosas.

Además, creo que debe ser sensible al hecho de que todas las decisiones que se toman a nivel nacional transcienden de forma importantísima a las comunidades.

El consejero Jesús Morera.

En Canarias gobiernan en coalición, siendo ejemplo nacional, ¿por qué a nivel estatal cree que no se alcanza el ansiado pacto, si en materia sanitaria hay muchos puntos en común?

Sí, efectivamente, en el área sanitaria es de las pocas en las que hay un consenso en casi todos los partidos, así que es difícil de explicar.

Creo que lo que ha pasado es que hay quienes han pensado que con 60 o 70 diputados tenían derecho a aplicar su programa al 100%. Y está claro que si nadie ha ganado por mayoría, todos tienen que renunciar a algo. Y tengo la impresión de que hay algunos que han pensado que tenían derecho a no renunciar a nada. Ese es el problema.

Resulta duro ir a una mesa de negociación y renunciar a cuestiones que están en el programa del partido y que son parte de nuestra ideología, pero por la gobernabilidad tienes que renunciar a determinadas cosas. Esto ha sido así en Canarias.

¿A qué han tenido que renunciar en materia sanitaria para facilitar ese gobierno?

Bueno, en Sanidad realmente no ha sido tanto problema. Sí ha habido más discusión en política fiscal, por ejemplo. Pero realmente en Sanidad, al igual que a nivel nacional, todos pensamos que debe haber una asistencia universal, hasta el Partido Popular parece que estaba dispuesto a aceptar esta connotación. La sensibilidad que tenemos todos con la asistencia sanitaria, con la salud, hace que no haya cesiones en este punto.

¿Cuál es el proyecto que más ilusión le haría llevar a cabo este año?

Espero que la situación económica mejore y podamos hacer mucho más, por ejemplo, reducir listas de espera. Además de acabar la legislatura con una buena planificación en todas las áreas, y, sobre todo, que queden sentadas las bases para un sistema sanitario bueno en los próximos 10 años. Así me quedaría satisfecho.

Si hubiera un Gobierno del PSOE ahora o después de las nuevas elecciones, en coalición, ¿quién le gustaría que fuera el Ministro de Sanidad?, porque se habla de Rafael Bengoa.

Sí, Rafael Bengoa ya ha estado gobernando como independiente en el País Vasco. La verdad que es tiene reputación y solvencia para ocupar ese puesto. Es un candidato muy deseable.

¿Propone a algún otro candidato?

No, realmente no, porque yo creo que el Partido Socialista ha sorprendido siempre cuando ha nombrado ministros de Sanidad, incluso cuando nombró a Bernat nadie esperaba que fuera a ser él.

Tenemos muchas personas que podrían ser, Hay comunidades con excelentes consejeros de Sanidad, como en Andalucía o Extremadura. Yo creo que tenemos una cantera magnífica.

Entrevista completa a Jesús Morera.