28 de abril de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:00
Autonomías > Canarias

El PSOE pide elevar los requisitos de calidad y seguridad de los conciertos

Piden a Baltar elevar la normativa reglamentaria de homologación de estos centros sanitarios en Canarias

Marcos Hernández, portavoz de Sanidad del PSOE en el Parlamento Canarias.
El PSOE pide elevar los requisitos de calidad y seguridad de los conciertos
Redacción
Jueves, 16 de febrero de 2017, a las 18:40
El grupo parlamentario Socialista ha instado al Gobierno de Canarias en una proposición no de ley a que eleve los requisitos de calidad y seguridad al paciente en los conciertos con la sanidad privada.

En la iniciativa, el grupo Socialista pide que la prestación de servicios sanitarios por los centros sanitarios privados que puedan concertar servicios con la red pública, se lleve a cabo con los mismos criterios de calidad, seguridad al paciente y confort que los prestados de forma directa por el Servicio Canario de la Salud.

El portavoz del PSOE en Sanidad, Marcos Hernández, afirma que para ello es preciso que el Gobierno modifique la normativa reglamentaria de homologación de estos establecimientos y centros sanitarios, estableciendo un periodo de adaptación.

Con la propuesta también se insta al Gobierno a que en el plazo de dos meses desde la aprobación de este acuerdo, estén publicados los procedimientos de contratación para los acuerdos con el sector sanitario privado para procesos de hospitalización de corta y media estancia.

Concepción errónea

Marcos Hernández explica que existe la concepción errónea que asocia el menor coste de la prestación de servicios sanitarios de la sanidad privada exclusivamente a las diferencias retributivas con respecto al personal de las administraciones públicas y, aunque este factor resulta importante, lo cierto es que no es el único que determina ese resultado.

En un comunicado, Hernández señala que los criterios mínimos que se exigen desde las administraciones públicas para poder abrir establecimientos y servicios sanitarios se limitan a establecer un umbral de calidad asistencial por debajo del cual no es admisible la prestación del servicio.