Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > Canarias

El Plan de Salud supera el último escollo para su aprobación

El proyecto, que apuesta por la "descentralización" de la gestión, ha sido presentado por Morera ante el Parlamento

Morera en la Comisión de Sanidad.
El Plan de Salud supera el último escollo para su aprobación
Redacción
Viernes, 08 de abril de 2016, a las 13:40
El Plan de Salud de Canarias está a un paso de convertirse en realidad. A pesar de los problemas a los que se enfrentó la pasada legislatura (y que hicieron que no se pudiera aprobar a pesar del acuerdo de todos los grupos parlamentarios), tras la presentación por parte del consejero de Sanidad, Jesús Morera, ante la Cámara, solo queda su aprobación a través de un decreto por el Gobierno regional.

Entre sus aspectos más novedosos destaca la “descentralización” del modelo en la toma de decisiones para la participación activa de los profesionales de salud, además del criterio de los usuarios. De hecho, se contó con 93 grupos de trabajo conformados por 1.039 participantes y la celebración de Conferencias Insulares de Salud con 565 asistentes para garantizar la participación de todos los actores implicados.

“Es una hoja de ruta necesaria para conseguir los objetivos en salud y el eje fundamental de la planificación de un sistema sanitario”, ha afirmado Morera. Sus principales retos son abordar la sostenibilidad del sistema, la mejora de la eficiencia y la efectividad, reducir las inequidades de acceso a los servicios sanitarios, garantizar la transparencia y  mejorar el diálogo y las posibilidades de participación de los profesionales.

Plan de Salud 2018

Una vez que concluya el trámite parlamentario que se ha retomado este viernes, será el Gobierno de Canarias el que lo aprobará de forma definitiva. Jesús Morera recordó que “las estrategias contenidas en el documento siguen siendo válidas  porque además de contener un análisis exhaustivo y contar con una gran participación en su elaboración, también se hizo con visión de futuro, avanzando en cuestiones que ahora toca poner en marcha, como es el caso de la descentralización de la toma de decisiones”.

Una vez que se apruebe este plan, la intención de la Consejería de Sanidad es empezar a trabajar en una nueva planificación que entre en vigor en 2018 y que tenga una vigencia mínima de cinco años.