Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 15:35
Autonomías > Canarias

El Hospital de Tenerife llega a los 100 trasplantes de páncreas

El HUC, que lleva 14 años realizando esta intervención, agradece la "solidaridad" de los donantes

El consejero de Sanidad, Jesús Morera, junto con el equipo del HUC.
El Hospital de Tenerife llega a los 100 trasplantes de páncreas
Redacción
Miércoles, 27 de julio de 2016, a las 17:10
El Hospital Universitario de Canarias (HUC) ha alcanzado la cifra de 100 trasplantes de páncreas desde que se pusiera en marcha esta modalidad el 22 de mayo de 2002, con el que fue el primer trasplante de riñón y páncreas de Canarias. Hasta la fecha, se han llevado a cabo 102 trasplantes de páncreas, ocho de forma aislada y el resto de trasplantes dobles de riñón y páncreas simultáneamente.

El anuncio de este logro ha sido comunicado este miércoles en una rueda de prensa en la que los responsables del centro han destacado la labor del programa de trasplantes de Canarias y la importancia de la donación. El cirujano Antonio Alarcó ha recalcado que el programa de trasplantes es posible “gracias a que hay una implicación de todos los hospitales de Canarias y a los donantes, pues España es el número uno en donantes y trasplantes”.

A su juicio, “detrás de cada trasplante hay 80 personas anónimas que siempre están y que solo una sanidad pública como la nuestra permite”. El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Jesús Morera, ha explicado que el programa regional de trasplantes en Canarias “es un éxito colectivo de toda la sociedad, ya que esta actividad se inicia y sustenta en el acto solidario y altruista de la donación, pero que además exige una gran eficacia en la gestión y planificación de los recursos materiales y sobre todo contar en los hospitales con profesionales y comprometidos y de máximo nivel”.

En esa línea, la responsable del programa de trasplantes de páncreas del HUC, Lourdes Pérez, insistió en que ningún programa de trasplantes se puede llevar a cabo “sin la solidaridad y la generosidad de los donantes de órganos”. Pérez ha recordado que para aquellos pacientes que son a la vez enfermos renales y diabéticos de tipo 1, “el mejor tratamiento que se les puede ofrecer es el trasplante simultáneo de riñón y páncreas”, apuntó.