28 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 20:00
Autonomías > Canarias

Canarias se une al plan europeo Pecunia de mejora de asistencia sanitaria

El programa busca establecer medidas estandarizadas de cálculo de costes de la sanidad nacional en la UE

Conrado Domínguez, director del SCS.
Canarias se une al plan europeo Pecunia de mejora de asistencia sanitaria
REDACCIÓN
Lunes, 29 de enero de 2018, a las 18:10
El Servicio Canario de la Salud se ha adherido al proyecto Pecunia, enmarcado en el programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea y con un presupuesto de casi 3 millones de euros. El programa busca establecer medidas estandarizadas de cálculo de costes y evaluación de resultados para optimizar la prestación de la asistencia sanitaria nacional en la Unión Europea.

La iniciativa, que se desarrollará en el periodo 2018-2020, cuenta con la participación de 10 socios de países como Reino Unido, Países Bajos, Alemania, Austria o Hungría que tienen una alta experiencia en metodologías complementarias. De España, además del SCS, también la Asociación Científica Psicost forma parte del proyecto.

Dentro de este proyecto, Pedro Serrano Aguilar, responsable del servicio de Evaluación y Planificación del SCS, y las investigadoras Lidia García Pérez y Renata Linertová, de Funcanis, coordinarán el subproyecto responsable de la validación, en España y en diferentes países europeos, de los métodos y herramientas desarrolladas en las etapas previas del proyecto para estimar los costes unitarios de los programas y tecnologías para el tratamiento de diferentes enfermedades mentales.

El esfuerzo investigador se basa en un enfoque único, multinacional, multisectorial y multipersonal. "Al menos una cuarta parte del coste directo de las intervenciones sanitarias afecta a otros sectores económicos, por lo que también tenemos en cuenta otros ámbitos como atención social, educación, justicia penal, empleo y productividad", ha señalado Judit Simon, coordinadora del proyecto.

Gran carga financiera

Algunos datos aportados señalan que el rápido envejecimiento de las sociedades, el crecimiento demográfico y las nuevas tecnologías sanitarias han incrementado los costes sanitarios en la UE. Por ejemplo, entre 1972 y 2010, el gasto público en salud ha aumentado del 4,5 al 8 por ciento de la renta nacional en toda la UE. Las enfermedades crónicas y las múltiples morbilidades, así como las enfermedades mentales, suponen una carga financiera importante para los sistemas sanitarios europeos.