Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:40
Autonomías > Canarias

Canarias activa su plan sanitario para combatir las altas temperaturas

El programa establece una serie de actuaciones preventivas para reducir los efectos del calor en los ciudadanos

El director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Juan Alemán.
Canarias activa su plan sanitario para combatir las altas temperaturas
Redacción
Viernes, 01 de junio de 2018, a las 13:50
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha activado desde este viernes, 1 de junio, y hasta el 15 de septiembre el Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud.

El programa establece las medidas necesarias para reducir los efectos para la salud de las personas asociados a las temperaturas excesivas y coordinar las instituciones canarias implicadas, activando el sistema sanitario de atención a las urgencias del Archipiélago, en coordinación con el Ministerio de Sanidad y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Dirección General de Salud Pública, que coordina desde 2004 el Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud en Canarias, tiene establecido un sistema de vigilancia epidemiológica del impacto de las altas temperaturas sobre la salud de la población coordinado con los centros asistenciales y de urgencias de Canarias, así como el aviso a dichos centros y a los ayuntamientos afectados de la previsión de situaciones de alerta.

Mayor prevención individual

Con estas actuaciones se pretende aumentar la capacidad de prevención individual de afrontar el calor aplicando medidas que sean fáciles y accesibles. El plan está dirigido a toda la población y especialmente pensado para colectivos de población más vulnerables al calor intenso como los ancianos, niños y personas con patologías crónicas.

Desde un punto de vista social, la marginación, el aislamiento, la dependencia, la discapacidad, las condiciones de habitabilidad de las personas con menos recursos, añaden factores de riesgo que hacen aún más vulnerables a colectivos que, precisamente por sus condiciones socioeconómicas, deberían estar más apoyados.