El director del Servicio Canario de Salud, Conrado Domínguez, participa en el documento 'Lecciones del Covid'

"El covid no ha dado señales de comportarse como un virus estacional"
Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de Salud.


26 mar 2022. 13.00H
SE LEE EN 4 minutos
Con la colaboración de
Los datos de la pandemia por Covid-19 en las Islas Canarias son un referente actual del avance del virus y de su tratamiento. Así, actualmente el Archipiélago dobla los datos de incidencia acumulada respecto a la media nacional, pero por la contra se encuentra entre las regiones con menos personas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos. Una situación que muestra tanto la importancia de las vacunas como la progresiva bajada de presión asistencial.

De este modo, los datos muestran como, tras el pico de la sexta ola sufrido en las islas el pasado mes de febrero, la normalidad comienza a instaurarse en Canarias. Un hecho que ha sido posible gracias al esfuerzo de los profesionales sanitarios y el trabajo a pie de campo de la Atención Primaria. Desde la prudencia y la coordinación estatal, el director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez, se suma al documento de Redacción Médica, 'Lecciones del Covid-19', para analizar los principales avances y retos a los que se ha enfrentado la sanidad del Archipiélago en los últimos meses. 

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia tras dos años del primer caso del coronavirus Covid-19 detectado en España?

Ha sido un periodo complejo que ha supuesto un esfuerzo sin precedentes para todos los profesionales que trabajan para el sistema público de salud. Que Canarias fuera la primera Comunidad Autónoma en tratar el primer caso nos puso en primera línea en el minuto uno. Esa experiencia nos sirvió de entrenamiento, sin duda.

La Dirección General de Salud Pública jugó un papel fundamental de coordinación con el Ministerio y con los servicios asistenciales y de seguridad, entre otros. Desde entonces, han transcurrido dos años en los que ha habido que adaptar el sistema sanitario a la pandemia, lidiar con las consecuencias de las variantes que han surgido en cada ola y con compatibilizar, en la medida de lo posible, la asistencia covid con la no covid.

¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia? ¿Y los débiles?

El punto fuerte es el propio sistema sanitario público y universal, que tiene un valor muy importante, el de sus profesionales. Los profesionales sanitarios y no sanitarios en España están altamente cualificados y especializados y su entrega y dedicación ha sido clave durante toda la pandemia. La Enfermería además ha jugado un papel relevante tanto en la realización de las PDIA como con la vacunación en toda España.

Como puntos a reforzar, considero que hay que fortalecer los servicios de salud pública y los sistemas de información y, por supuesto, la Atención Primaria.

¿Cree usted que la sexta ola será la última ‘gran ola’ de la pandemia?

Ojalá fuera así pero si algo nos ha enseñado este coronavirus es que hay que ser prudentes y vigilar continuamente los indicadores para actuar de forma ágil y eficiente en cada momento.


"Hay que fortalecer los servicios de salud pública y los sistemas de información y, por supuesto, la Atención Primaria"



¿Es el momento de gripalizar el Covid-19? ¿Cómo debe ser el seguimiento de la enfermedad llegado ese punto?

La gripalización puede tener sentido desde el punto de vista de la vigilancia epidemiológica en un contexto con baja incidencia, pero no en el abordaje práctico de la enfermedad.

El Covid-19 no se está comportando como una gripe dado que el número de casos, hospitalizaciones y muertes sigue siendo muy superior al de cualquier temporada de gripe que ya saturaba los hospitales de nuestro país, no ha dado señales de comportarse como un virus estacional. Establecer un único sistema de vigilancia, a través de la Red Estatal de Vigilancia de Salud Pública, para toda España ayudará a afrontar la situación pandémica en los próximos meses con el control de los indicadores.

¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?

Esta pandemia nos deja muchas lecciones, la principal es escuchar a los que más saben. Tenemos grandes profesionales y la función del gestor debe ser la de tomar las mejores decisiones basadas en el conocimiento.

Hay que seguir apostando por la sanidad pública y por sus profesionales. La pandemia nos ha demostrado que en épocas complejas se agudiza la capacidad de encontrar soluciones para resolver problemas que en otras etapas hubieran sido impensables, en instituciones como son los servicios de salud, donde todos los procedimientos están altamente burocratizados.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.