El director de Gestión y Presupuestos del Servei de Salut de Baleares asegura que el catalán no supone un problema

Palomino: "El catalán no puede ser una exigencia donde faltan sanitarios"
Manuel Palomino, director de Gestión y Presupuestos del Servei de Salut de Baleares.


16 nov 2021. 08.10H
SE LEE EN 9 minutos
Manuel Palomino, director de Gestión y Presupuestos del Servei de Salut de las Baleares, aborda la materia del catalán para ejercer en la sanidad pública de la región tras los recientes conflictos por vulneración de derechos lingüísticos y la decisión del Tribunal Supremo. Palomino asegura en una entrevista a Redacción Médica que “el catalán no puede ser una exigencia para una categoría en la que faltan profesionales”.

El director de Gestión y Presupuestos reconoce que han demostrado que este asunto se está solucionando a través del fomento del conocimiento del catalán por parte de los facultativos, cuyo nivel de aceptación es alto. Palomino afirma de cara a la estabilización de personal que pretende “hacer interinos a 2.305 profesionales a lo largo de 2022”.

¿Qué cambios han acordado para abordar los conflictos lingüísticos en el Servei de Salut?

La regulación que tiene Baleares para el catalán data de 2016 y después se modificó con un decreto en 2018. Ese decreto fue recorrido por algunos sindicatos y una sentencia definitiva reciente lo ha dejado inhábil. Esto hace que tengamos que volver a la normativa del catalán de 2016, por la que se establecen unas reglas muy generales. Los requisitos que están ahora en vigor son una serie de niveles para todos los profesionales del Servei de Salut y en caso de dificultad de disponibilidad de profesionales, la excepción. La ley ya preveía la dificultad de contratación de profesionales. Si tenemos problemas para disponer de profesionales sanitarios, podemos excepcionar el requisito del catalán. Para el resto de categorías donde no hay déficit, la ley ya marca unos requisitos.

¿Qué le parece la decisión del Tribunal Supremo de anular el decreto que regulaba el catalán en la sanidad balear?

Nosotros intentamos establecer una medida intermedia y hubo distintas formas de verlo. Como todas las sentencias, la debemos acatar. Ahora nos toca adaptarnos a la situación legal que tenemos. Mi previsión es que el catalán no puede ser una exigencia para una categoría en la que faltan profesionales.

¿Es el catalán un problema para contratar sanitarios?

En la actualidad y con la situación que hay con la carencia de profesionales facultativos el catalán no es un problema. Es una profesión que necesitamos incorporar más profesionales y nos sucede lo mismo en Enfermería.

¿Se deberían flexibilizar los requisitos del catalán para trabajar en la sanidad pública?

No vamos a aplicar solo la ley, también nos centraremos en este asunto porque la ciudadanía tiene derecho a ser atendida en castellano y catalán. Aplicaremos un plan de formación bastante ambicioso para 2022 que instará a los profesionales al conocimiento de la lengua en paralelo a la normativa actual. Hemos comprobado que el nivel de aceptación es alto, los profesionales han mostrado interés para estar formados en esta materia. Es un asunto que se está solucionando más a través del conocimiento que no por otras vías, como las exigencias. Tenemos un plan de estabilización ambicioso y a la vez queremos aplicar este plan de formación.


"Si tenemos problemas para disponer de profesionales sanitarios, podemos excepcionar el requisito del catalán"



¿De qué forma se puede paliar el déficit de profesionales?

Estamos terminando la primera fase de licitación de plazas, de oposiciones, y esta fase la vamos a culminar con una Oferta Pública de Empleo. Entre finales de este año y primer semestre del siguiente empezaremos por Enfermería y después facultativos en Ibiza. Pretendemos sacar todas las oposiciones que el plan de renovación y estabilización nos permite, con el que pretendemos hacer interinos a 2.305 profesionales que ahora mismo tienen contrato temporal a lo largo de 2022 y pasarán a la plantilla estructural del Servei de Salut. Esto nos va a permitir aumentar la oferta de OPE para la siguiente convocatoria en 2022. También ofertaremos contratos de larga duración. Por otra parte, no entendemos que un profesional sanitario que haya pasado el acceso MIR y después la formación tenga que volverse a examinar en una oposición. La vía MIR debería resolver el acceso directo a interno o al sistema sanitario.

¿Qué estrategia propone para retener a los MIR que se forman en Baleares?

Una vez que cerremos este plan de estabilización, realizaremos un estudio de plantilla de los profesionales que se van a jubilar en los próximos años. Esta situación nos va a generar más huecos disponibles y nos permitirá realizar otro plan de estabilización en base al incremento de presupuesto de cuatro o cinco años vista para ser capaces de marcar unas ofertas de empleo en sintonía con la fidelización de residentes. Donde vayamos a necesitar profesional, a los que terminen su formación se les ofrecerá un contrato de larga duración o, si se puede, una interinidad. Para ello hay que calcularlo y tener los huecos disponibles. Es complejo pero es la dirección que debemos tomar.

¿Cree que se debería agilizar la contratación de sanitarios extracomunitarios?

Se debería agilizar y alcanzar un acuerdo. Hemos optado por una inversión a medio plazo de un incremento de plazas de formación. Además de las incorporaciones, que siempre van a ser necesarias, tenemos un planteamiento de las plazas de formación y una planificación para los próximos años. Cada año incrementamos el número de residentes con la intención que se queden y cubrir las necesidades que ya tenemos de facultativos y que se verán aumentadas en los próximos años.

¿Qué valoración hace de la central de compras para aglutinar las adquisiciones de todos los hospitales públicos durante la pandemia?

La central de compras fue fundamental en la pandemia; de no tenerla nos hubiéramos enfrentado a un problema muy grave. Los recursos eran de la central y fue la encargada de realizar el reparto en función de las necesidades y coordinar la disponibilidad del material. Tuvimos dos semanas muy críticas y después un tiempo de dificultad al acceso al material de autoprotección. La central de compras suministró a otras entidades públicas como residencias. Tuvo un comportamiento excelente dentro de la dificultad producida por la pandemia.


"Pretendemos hacer interinos a 2.305 profesionales, que ahora mismo tienen contrato temporal, a lo largo de 2022"



El Govern ha presupuestado 2.010 millones de euros en sanidad para 2022. ¿Es suficiente?

En salud nunca es suficiente. Es un buen presupuesto para las necesidades de Baleares, que tiene problemas de financiación. No nos podemos quejar, pero la salud necesita mucho más. Es una necesidad de la población y en un tiempo pospandémico va a requerir muchos recursos. El hecho que la Consejería de Hacienda nos haya mantenido el presupuesto completo de la situación covid en dos de las olas más importantes y ese presupuesto se haya visto aumentado, que no haya tenido la tentación de volver a 2019, es de agradecer. Es un crecimiento sobre un presupuesto que ya ha pasado una situación covid. Si amaina la situación covid, disponer de este presupuesto nos va a permitir recuperar la actividad que se estaba quedando al lado. Es un presupuesto de agradecer.

¿Pide al Gobierno mantener los fondos covid?

Por supuesto. Es un esfuerzo que es conjunto de todos. El covid es una situación que supera el ámbito de la propia comunidad autónoma.

¿Qué sucederá con los contratos covid si finalmente el Gobierno no incluye esta partida en los presupuestos generales?

Pretendemos a partir del 15 de enero dejar de separar contratos covid y no covid. Podemos hablar de una siguiente fase en la atención sanitaria pandémica y en el resto de la actividad, producida con el retraso de la pandemia. Si uno analiza el presupuesto, realmente no necesitamos hacer ajustes, necesitamos reordenar los recursos en base a las necesidades de la población. Desgraciadamente, el covid ha venido para quedarse. La gran mayoría se quedarán, pero se reordenarán en función de las necesidades de la ciudadanía.

¿Cómo recibió la noticia del aumento presupuestario de los fondos europeos que recibirá Baleares a través del Plan Inveat?

El Servei de Salut ha hecho un trabajo enorme. No solo el Plan Inveat, también el React con 50,5 millones. Llevamos casi 73 millones de euros en fondos europeos ya autorizados y tenemos otros solicitados. El Plan Inveat viene a solucionar los planes de amortización de los equipos de alta complejidad. Nos permite un crecimiento y lo hemos combinado con un expediente propio para incorporar tecnología de alta complejidad. A eso se le ha sumado el plan React y el Plan Inveat, con 22,6 millones de euros. En el Plan Inveat, lo dedicaremos a incorporar cuatro aceleradores, ya que ahora mismo tenemos tres.

¿Qué valoración hace de la internalización del transporte sanitario urgente por vía terrestre tras tres años desde el cambio de modelo?

La valoración que hacemos es muy buena. Hemos podido subir la disponibilidad de recursos y hemos ampliado recursos. Antes estaba bastante ajustado y eso nos ha permitido ampliar la disponibilidad, además de modificar la estructura del servicio. Lo hemos podido hacer muy pactado con el 061, ya que es una empresa pública al servicio de sus requisitos médicos. En el gasto no hemos sufrido un incremento, hemos acometido incrementos de servicio. Ahora estamos muy contentos de recibir lo que nos llega de la comunidad europea, es un refuerzo disponer de 80 vehículos nuevos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.