19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Baleares niega que esté en duda la viabilidad de la Facultad de Medicina

Considera "perfectamente asumible" este coste y descarta el informe de la Dirección General de Presupuestos

Francina Armengol, presidenta de Baleares.
Baleares niega que esté en duda la viabilidad de la Facultad de Medicina
vie 03 junio 2016. 16.10H
Redacción
La portavoz del Govern balear, Pilar Costa, ha asegurado que el coste de la Facultad de Medicina en la UIB es “perfectamente asumible” y ha descartado que las advertencias del informe de la Dirección General de Presupuestos pongan en duda la viabilidad del proyecto.

Así lo ha expresado durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, donde ha anunciado que el Ejecutivo ya ha entregado a los grupos parlamentarios toda la documentación pendiente sobre la facultad, incluido este documento.

En el informe, la DG señala que “no puede asegurar que la comunidad autónoma dispondrá de recursos suficientes durante todas las anualidades del convenio mientras no se firme una mejora de la financiación y/o una flexibilización de los objetivos de estabilidad presupuestaria”. Para Costa, esto último “ya se ha cumplido” con el anuncio de Montoro, por lo que “está superado”.

En este sentido, aunque ha reconocido que “como todas las nuevas inversiones, agrava la situación económica de Baleares” porque “es un gasto más”, ha insistido en que para el Govern es “una decisión política” y “una prioridad”. En la facultad ya hay 439 preinscritos, de los que 63 son de otras comunidades autónomas distintas a Baleares y nueve son personas extranjeras.

Informe de Presupuestos

Según consta en el informe de la Dirección General de Presupuestos, el coste total económico estimado es de 23.890.694,91 euros hasta 2024 y “afectan de manera diferente a las Consejerías de Educación y Salud y al IbSalut. A Educación le corresponde aportar 19.605.532,29 euros hasta 2024 (y se descontarán los ingresos liquidados por la UIB de las matrículas de los estudios del grado de Medicina); mientras que el IbSalut debe hacerse cargo de gastos corrientes, (electricidad, climatización, agua...) estimados en 247.520,33 euros anuales, y de la adquisición y mantenimiento de los equipos, de uso compartido entre la Facultad y Son Espases, cuyo coste se estima en 2.305.000 euros.

En el apartado de observaciones, el informe firmado por el director general, Joan Carrió, pone de manifiesto “la difícil situación económica y financiera” de Baleares “para poder llevar a cabo la prestación ordinaria de servicios, que se agrava con las nuevas necesidades de gasto, como la Facultad de Medicina”.

En este sentido, pide “no dejar de considerar el impacto presupuestario” que han tenido y tendrán medidas ya comprometidas en otros ámbitos (como la extensión de la carrera profesional a todos los empleados públicos). “Estos compromisos no hacen sino agravar el riesgo recurrente de desviación presupuestaria por parte de la Consejería de Educación y de Salud”, señala el documento.

A continuación, señala que las previsiones de cierre del ejercicio 2016 “ya apuntan a una importante desviación en ambos casos” y que estas necesidades “sólo podrían ser cubiertas menguando el crédito del resto de secciones presupuestarias”.

Por otro lado, el informe también recuerda que estas previsiones “no incluyen la ejecución completa de planes de infraestructuras educativas y sanitarias previstas para los próximos años” que “contemplan inversiones consideradas absolutamente necesarias pero para las que todavía no se dispone de la financiación necesaria”.

Por ello, la DG de Presupuestos deja claro en su informe que aunque la anualidad de 2016 no representa un coste relevante, las consejerías “no disponen de la dotación presupuestaria suficiente para atender los gastos derivados” del convenio con recursos propios.

A partir del análisis de los datos de la memoria económica, el informe de la DG considera que la estimación de gastos que figura en el convenio “presenta un elevado riesgo de sesgada”. Asimismo, recuerda que tampoco se ha dotado ninguna partida para gastos imprevistos.

Finalmente, el informe concluye que nuevos proyectos como el de la facultad, “que presenta un riesgo de infraestimación de los costes asociados”, deberían “plantearse con todas las cautelas y precauciones” ya que suponen “el compromiso de unos recursos cuya financiación no se puede garantizar a día de hoy si no se consiguen más ingresos”.

Así, la DG “no puede garantizar que la Comunidad Autónoma dispondrá de recursos suficientes durante todas las anualidades del convenio mientras no se firme una mejora de la financiación y/o una flexibilización de los objetivos de estabilidad presupuestaria”.

El informe solo hace “prevenciones”, según Costa

La portavoz del Govern, Pilar Costa, ha descartado que las conclusiones del informe pongan en duda la viabilidad del proyecto sino que “lo que hace son prevenciones” y ha recordado que es preceptivo y no vinculante. En este sentido, ha insistido en que desde el Govern entienden la facultad “no como gasto sino como inversión de futuro”. Para Costa, las cuantías de las que se habla “no son desorbitadas” y el coste anual de Medicina es “perfectamente asumible”.

Asimismo, considera garantizado el anuncio del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de flexibilización del objetivo de déficit, si bien ha reconocido que sólo afecta a este año. En esta línea, la portavoz ha indicado que “como todas las nuevas inversiones agrava” la situación económica de la comunidad “en el sentido de que es un gasto más”, pero esta decisión del Govern “es una apuesta estratégica y una clara decisión política”.

Por ello, aunque Costa ha expresado su respeto a las “interpretaciones” del informe, ha subrayado que “no compartimos otras opiniones que piensen que no es un gasto prioritario”, y ha pedido “que todo el mundo reme para que sea un éxito”. Además, ha puesto en valor la publicación del informe ya que “es difícil recordar cuántos informes han dado a conocer gobiernos anteriores sobre actuaciones mucho más costosas”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.