16 nov 2018 | Actualizado: 10:30

El HUCA crea una unidad multidisciplinar de Enfermedades Neuromusculares

El nuevo servicio contará con especialistas de 15 disciplinas y atenderá a 1.600 pacientes afectados en Asturias

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, con los profesionales que integran la Unidad de Enfermedades Neuromusculares del HUCA y los representantes de las asociaciones de pacientes.
El HUCA crea una unidad multidisciplinar de Enfermedades Neuromusculares
mar 11 octubre 2016. 16.20H
Redacción
El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha constituido una Unidad Funcional de Enfermedades Neuromusculares con la que se pretende dar una respuesta de mayor calidad a unas dolencias que afectan a unas 1.600 personas en el Principado.
 
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha acompañado a los representantes de las asociaciones relacionadas con estas enfermedades en la presentación de esta unidad, vinculada al área de Neurociencias del HUCA, pero que engloba la participación multidisciplinar de especialistas de al menos otras 15 disciplinas médicas y cuenta con múltiples apoyos de personal sanitario no facultativo.

Enfermedades de alto coste social y sanitario
 
El término enfermedad neuromuscular engloba más de 150 dolencias que pueden afectar al músculo, el nervio o la unión neuromuscular.  Su característica común es la pérdida de fuerza. Además se caracterizan por la cronicidad, escasa prevalencia, progresividad, presencia de un componente genético y ausencia de tratamientos efectivos para su curación.  Esto implica que muchas de las personas afectadas requieren consultas médicas periódicas y cuidados continuos que han de adaptarse progresivamente a la pérdida de la capacidad funcional y que originan un alto coste familiar, social y sanitario.
 
Entre ellas figuran las dolencias crónicas que pueden comenzar en cualquier etapa de la vida, las enfermedades raras, como la distrofia de Duchenne, la esclerosis lateral amiotrófica o la miastenia gravis; enfermedades de origen genético y otras que no tienen tratamiento o son de coste muy elevado, como es el caso de la enfermedad de Pompe, que genera un coste de unos 300.000 euros al año por paciente.
 
La nueva área del HUCA pretende dar una respuesta más adecuada a esta gran variedad de enfermedades, a la complejidad de su diagnóstico, a la diversidad de su evolución y su pronóstico, a las diferentes manifestaciones clínicas y a los rápidos avances científicos y técnicos. Además, permitirá reducir el número de pacientes que se veían obligados a desplazarse a otras comunidades autónomas para recibir tratamiento debido a que Asturias carecía de una unidad de referencia autonómica.

Especialidades implicadas
 
El equipo multidisciplinar del complejo hospitalario estará formado por profesionales de neurología, neuropediatría, neurofisiología, radiología, anatomía patológica, genética, rehabilitación, neumología, nutrición,  cardiología, foniatría y cirugía plástica, entre otros servicios. Todos ellos desarrollarán su labor en colaboración con trabajadores sociales, enfermeras, gestores de casos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas y nutricionistas. Además, contarán con el apoyo expreso de las asociaciones de pacientes.
 
Entre las primeras medidas que se pondrán en marcha figura la creación de una consulta monográfica de la enfermedad neuromuscular, cinco días a la semana, en la que se realizará la atención y el seguimiento clínico de los pacientes y el establecimiento de un circuito preferente para las pruebas diagnósticas precisas, con el fin de agilizar los diagnósticos.  También se prevé instaurar un circuito ágil de derivación a otras especialidades y mejorar la relación con la atención primaria para resolver problemas como las derivaciones hospitalarias. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.