Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Aragón

Salud rompe con su proveedor de agujas para diabetes por criterios técnicos

Las agujas que suministraba Enol no cumplía la calidad marcada en el pliego de contratación

Una usuaria del Salud entrando a un centro de sanitario.
Salud rompe con su proveedor de agujas para diabetes por criterios técnicos
Jesús Arroyo
Jueves, 30 de marzo de 2017, a las 12:30
El Gobierno de Aragón ha decidido iniciar la resolución del contrato con la empresa Enol, la empresa que suministraba hasta ahora las agujas para personas diabéticas en la comunidad, “al considerar que las agujas que suministra no cumplen con los criterios técnicos que se marcaba en el pliego”.

Así lo confirman fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón a Redacción Médica, que aseguran que por el momento “no se ha retirado ningún lote” de la compañía. La decisión se ha tomado después de que la realización de las pruebas de calidad de la última remesa de material recibida concluyeran con unos resultados que “no fueron satisfactorios, pese a que mejoraban a lo utilizado con anterioridad”, según precisaron fuentes de la consejería. “En consecuencia, se han iniciado ya los trámites de resolución del contrato”, explicaron. 

Este medio ha intentado ponerse en contacto con la empresa afectada hasta en dos ocasiones, sin éxito, alegando problemas de agenda. 

Quejas reiteradas

La situación que ha provocado la resolución del contrato viene precedida por las quejas de las personas diabéticas, quienes denunciaron a finales del 2016 ante el Salud que las agujas que venían utilizando les provocaban heridas debido a su mala calidad.

Estas quejas tuvieron portavoz en la Asociación de Diabéticos de Zaragoza denunciaban que las agujas que les suministraban en los centros de salud de la comunidad “se estanca y les rasga la carne”. Su presidente, José Antonio Saz, explicaba en declaraciones a Cadena SER, que las agujas producidas por Izasa y Enol no están bien afiladas, se doblan con mucha facilidad y algunas salen obstruidas, impidiendo el flujo de insulina.