Reformas en el Clínico de Zaragoza para incorporar una Unidad de Ictus

Tendrá capacidad para atender hasta 400 pacientes al año

Exteriores del Hospital Clínico Lozano Blesa.
Reformas en el Clínico de Zaragoza para incorporar una Unidad de Ictus
lun 28 septiembre 2020. 16.25H
El Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza cuenta ya con una nueva Unidad de Ictus, dotada con seis camas que permitirán una ocupación media de 400 pacientes al año. Esta nueva área está ubicada en la planta siete del centro, dedicada a Neurología y las obras para su adecuación han supuesto una inversión de 150.000 euros.

Cada paciente dispondrá de un sistema de monitorización bajo la supervisión directa y continua del personal de Enfermería que, no solo contará con formación específica, sino también con protocolos clínicos de actuación que buscan adelantarse a las necesidades del paciente para minimizar las posibles complicaciones y favorecer la recuperación clínica y funcional de manera precoz.

- Directo: toda la actualidad sobre el coronavirus -

Hasta ahora, los pacientes que acudían al Hospital Clínico Universitario con esta patología ya recibían una atención multidisciplinar en camas diferenciadas con un funcionamiento similar a una Unidad de Ictus, una iniciativa pionera en ese momento que ha permitido aplicar todas las medidas terapéuticas disponibles sin demora.


Unidad de Ictus


Las Unidades de Ictus son unidades de cuidados agudos no intensivos destinadas de forma exclusiva a la atención de pacientes con esta patología. Se caracterizan por una sistematización de la atención al paciente, con personal entrenado, criterios de ingreso preestablecidos, actuación diagnóstica y terapéutica precisa, especial atención al tratamiento agudo y a la precoz rehabilitación funcional y social del paciente, además de una eficaz coordinación multidisciplinar.

En estos momentos, son el recurso más efectivo para el tratamiento de la fase aguda del ictus. Su funcionamiento se basa en una atención multidisciplinar con objetivos definidos que buscan lograr los mejores resultados en salud de los enfermos, así como una mayor confortabilidad tanto del paciente y sus acompañantes como la del personal.

En este sentido, la jefa del servicio de Neurología del Clínico, Cristina Íñiguez, ha explicado que con el funcionamiento de las Unidades de Ictus "se consigue reducir la mortalidad de ictus en un 20 por ciento y, lo que es más importante, y el riesgo de depedencia se reduce hasta en un 30 por ciento".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.