Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Aragón

Los sindicatos piden a Celaya una reunión urgente antes de la bilateral

La Comisión Bilateral Aragón-Estado que está prevista para el próximo día 23 de junio

Momento de la firma del Pacto por el Empleo que se selló el pasado mes de enero entre Consejería y sindicatos.
Los sindicatos piden a Celaya una reunión urgente antes de la bilateral
Redacción
Viernes, 16 de junio de 2017, a las 16:50
Los sindicatos firmantes del Pacto por el Empleo en la Sanidad Aragonesa han solicitado a Sebastián Celaya una reunión urgente, preocupados por la actitud con que pueda afrontar el Ejecutivo aragonés la próxima reunión de la Comisión Bilateral Aragón-Estado, en relación con el recurso presentado por el Gobierno Central ante el Tribunal Constitucional contra la Ley que, en principio, garantizaba jurídicamente la convocatoria de la OPE extraordinaria de 1.483 plazas en el Servicio Aragonés de Salud.

Los sindicatos firmantes del Pacto por el Empleo en la Sanidad Aragonesa -CEMSATSE, CSIF y CCOO- han remitido este viernes un escrito en el que solicitan una reunión urgente con el Consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón con el objetivo de recibir información de la reunión de la Comisión Bilateral Aragón-Estado que está prevista para el próximo día 23 de junio.

Los tres sindicatos ven con preocupación la actitud que pueda tomar en dicha reunión el Ejecutivo aragonés con uno de los temas que van a ser tratados: el recurso presentado por el Gobierno Central ante el Tribunal Constitucional contra la Ley que, en principio, dotaba a la convocatoria de la OPE extraordinaria de 1.483 plazas, provenientes del Pacto por el Empleo en la Sanidad Aragonesa de 2014, de la garantía jurídica necesaria para su aprobación.

Todos ellos quieren que el Consejero entienda que el Pacto sigue vivo en tanto en cuanto estén pendientes de su convocatoria las 1.483 plazas que fueron reconvertidas en plantilla estructural, fruto de los compromisos adoptados en él por los firmantes y el propio Gobierno de Aragón y cuyo principal objetivo era la reducción del porcentaje de temporalidad en el Servicio Aragonés de Salud hasta el ocho por ciento.

Por esta razón, consideran fundamental que el Gobierno Aragonés ponga todo su empeño en la defensa de su propia palabra y no caiga en la tentación de retirar la ley, a expensas de los acuerdos alcanzados por el Gobierno Central y la Mesa Estatal de la Función Pública para futuras macro-ofertas de Empleo en todos los ámbitos de la Administración.