El presupuesto aumenta de 19 a 32 millones de euros y de 2.000 a 10.000 las horas de presencia física en las bases

El transporte sanitario urgente de Aragón sumará 200 profesionales más
Javier Lambán y Sira Repollés.


29 abr 2022. 19.40H
SE LEE EN 4 minutos
El Consejo de Gobierno de Aragón ha dado el visto bueno al nuevo modelo de transporte sanitario urgente, que podría entrar en funcionamiento a principios de 2023, e incrementa de 540 a 740 el número de profesionales, de 19 a 32 millones de euros el presupuesto anual y de 2.000 a 10.000 las horas de presencia física en las bases.

Así lo ha comunicado el presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Extraordinario que ha aprobado este modelo. Ha comparecido junto con la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

El presidente ha subrayado que el nuevo modelo mejora "en calidad" y "dimensión territorial" de forma que todos los municipios y todo el territorio aragonés "va a ver mejorado de manera sustancial este servicio que es tan importante para los habitantes de los pueblos y que tanta tranquilidad les da, sobre todo a los que viven más alejados de los centros hospitalarios".

"Estamos muy satisfechos" del nuevo modelo, respecto al que se han suscitado algunas controversias en los últimos meses, ha reconocido, asegurando que los municipios y el territorio de Aragón lo van a acoger "con satisfacción".

El presidente ha remarcado que ninguno de los municipios que actualmente tienen una ambulancia convencional la van a perder, sino que estos vehículos se van a transformar en otros "superiores", en concreto en soporte vital básico, lo que va a suponer "incorporar más profesionales y más calidad en la prestación del servicio", multiplicando, por ejemplo, por cinco, la presencia física en las bases.

Ha añadido que de 45 ambulancias convencionales, se pasará a 67 ambulancias de servicio vital básico y también se añaden otros vehículos "de mayor cualificación", sumando en total 90 vehículos para el transporte sanitario urgente.

¿Qué mejoras ofrecerá el nuevo contrato?


La consejera Sira Repollés ha remarcado, por su parte, que el paso de ambulancia convencional a vehículo de soporte vital básico conlleva que estarán dotados no solo de conductor, sino también de un técnico sanitario y, además, al menos realizará 12 horas presenciales.

En este punto, ha señalado que el nuevo modelo apuesta por que los profesionales estén presentes en las bases, incluyendo los sábados y domingos como funcionamiento normalizado de todos los recursos, que, además "permanecerá en aquellos lugares donde se encontraban en el territorio".

Ha apuntado que los trabajadores tendrá habitáculos para realizar su estancias. También ha comentado que los vehículos estarán preferentemente en las puertas de los centros de salud y consultorios locales.

"En algunas ocasiones, por las características de edificios o municipios no será posible", pero "hemos hablado con los ayuntamientos para arbitrar otros espacios donde ubicar estos recursos" y también con las comarcas y "tenemos el compromiso de facilitar la ubicación más adecuada".

Repollés ha dicho que ha habido un "diálogo generoso" con el territorio "y hemos entendido la necesidad de que los recursos permanezcan" y lo harán "infinitamente mejorados, tanto en características del vehículo, como en la presencialidad", ha incidido.

La consejera ha comentado que el nuevo contrato subrogará a los trabajadores del actual y en el pliego "se recogen todas la condiciones laborales que tienen en este momento y eso supone un incremento importante" de fondos.

¿Cuál será el presupuesto en los próximos cuatro años?


Repollés ha estimado que todo esto supone lograr unos "estándares de calidad difícilmente superables", mientras que la consignación económica del contrato pasará, en cuatro años, de los actuales 77 millones a los 127.

Por otra parte, ha recordado que el actual contrato finalizará el próximo 31 de julio, si bien ha confiado en que la actual empresa concesionaria seguirá con una prórroga hasta que empiece a funcionar el nuevo, que, "siguiente plazos administrativos habituales, podrá comenzar a principios de 2023".

El presidente ha enfatizado, asimismo, que el nuevo modelo "supone un paso importante hacia la mejora y el perfeccionamiento del sistema público de salud en Aragón" y la "igualdad de servicios en todo el territorio".

Lambán ha remarcado el "esfuerzo presupuesto y de dotación técnica del servicio como nunca se había hecho en la comunidad autónoma", así como que se cumple "con el propósito del gobierno de eliminar cualquier tipo de brecha en la prestación de los servicios entre quienes viven en la ciudad de Zaragoza y en el resto del territorio".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.