Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Autonomías > Aragón

Aragón pone fecha a su historia clínica electrónica: 2017

Sebastián Celaya ha asegurado que se generalizará el año que viene tras una instauración progresiva

Sebastián Celaya, consejero de Sanidad de Aragón.
Aragón pone fecha a su historia clínica electrónica: 2017
Redacción
Viernes, 04 de noviembre de 2016, a las 13:30
El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha asegurado que se está "avanzando" en el proyecto de histórica clínica electrónica común entre atención primaria y especializada, que se "implantará de forma progresiva y por módulos en 2017", una iniciativa que "está requiriendo un esfuerzo importante de medios y profesionales".

En respuesta a una interpelación formulada por la diputada del Partido Aragonés (PAR), Berta Zapater, en el pleno de las Cortes autonómicas, sobre la atención primaria, ha expuesto las diferentes medidas que está impulsando su Departamento, y ha comentado que, en materia de coordinación, hay dos proyectos piloto de interconsulta virtual entre primaria y especializada, "y se va a generalizar en 2017".

En concreto, ha apuntado que el barrio de Las Fuentes de Zaragoza y en la ciudad de Huesca "se han iniciado gran éxito consultas virtuales de digestivo, que están disminuyendo las demoras de forma importante". En materia de participación de los profesionales en la gestión, ha comentado que se ha cambiado el incentivo individual al médico por ahorro en medicamentos por el incentivo a facultativos y enfermeros por "el uso racional del medicamento".

También ha manifestado la intención de incrementar la capacidad de resolución de la atención primaria, ya que "casi el 90 por ciento de los problemas de salud pueden ser resueltos por los equipos de atención primaria". Así, las matronas ya están gestionando la atención sobre métodos anticonceptivos y en algunos centros ya está implantada la consulta de enfermería.

En el caso de los facultativos, "se está buscando una forma de trabajar diferente" para que además de la atención a los pacientes asignados, "en cada centro haya dos o tres personas que se especialicen" en cirugía menor, atención a salud mental, deshabituación tabáquica, ecografía, educación diabética y espirometrías, entre otras cosas, y ofrezcan estos servicios por la tarde para todos los pacientes del centro.