26-M en Aragón: más recursos para la asistencia sanitaria en el medio rural

Redacción Médica desgrana los puntos que más afectan a los profesionales sanitarios de los programas autonómicos

El símbolo del check: aparece en el programa; el negro: tema que no se menciona.
26-M en Aragón: más recursos para la asistencia sanitaria en el medio rural
mié 22 mayo 2019. 09.10H
El denominado súper domingo electoral del próximo 26 de mayo, en el que coinciden elecciones autonómicas, municipales y europeas, se aproxima según el paso del tiempo arranca hojas del calendario. Aún con la resaca de las generales, los aragoneses, como los ciudadanos de otras once comunidades autónomas, deberán elegir el color del  gobierno regional durante la próxima legislatura.

Los partidos que aspiran a gobernar la región durante los próximos cuatro años desgranan en sus programas electorales, ese contrato que los partidos políticos firman con la ciudadanía cada vez que se enfrentan a las urnas, las propuestas que afectan a los ciudadanos y a los profesionales sanitarios, como la Atención Primaria, la inclusión de la carrera profesional, la instauración de la jornada de 35 horas, o medidas en materia farmacéutica. Redacción Médica analiza cómo aparecen estos temas en las propuestas de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, y Vox.

----Aquí puede consultar los programas completos de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, y Vox----

Asistencia sanitaria en el medio rural


Aragón es una de las regiones que más está sufriendo el éxodo rural, y los partidos lo saben, por eso han centrado parte de sus promesas electorales al vaciamiento demográfico de los pueblos. Así, el PSOE de Javier Lambán, que podría reeditar su presidencia, tal y como auguran las encuestas, se comprometen “con la oferta de servicios sanitarios en el medio rural como derecho fundamental”, aunque no desgranan ninguna línea de actuación al respecto. Mientras, el Partido Popular anuncia que, si alcanza el Ejecutivo, planteará una dotación en enfermería en las zonas rurales, y un incremento de plazas sanitarias en este entorno.

El buque insignia de Ciudadanos para evitar una erosión de la calidad asistencial en los servicios sanitarios en los pueblos aragoneses es, dentro de lo posible, la eliminación de los desplazamientos innecesarios a los pacientes de las zonas rurales, unificando todas las pruebas médicas en un solo día y extendiendo las consultas de Alta Resolución, que “deberán ser prioritarias para pacientes con domicilio a más de 45 minutos del hospital”.

Frente a las propuestas de estos tres partidos, Podemos contempla mejorar la cobertura en todo el territorio aragonés, con especial énfasis en las rayanías aragonesas (territorios limítrofes con otras Comunidades vecinas) y en las zonas de difícil cobertura. Para ello, apunta a la firma de convenios sanitarios con otras Comunidades siguiendo criterios de proximidad para tratar de disminuir el tiempo y coste de los desplazamientos. Por su lado, desde la formación de Santiago Abascal abogan por ventajas fiscales y beneficios sociales para los profesionales sanitarios.

Potenciar la Atención Primaria


La Atención Primaria es uno de los aspectos que más consenso genera entre los partidos políticos, ya que todos coinciden en la necesidad de su mejoría aunque, eso sí, cada uno con sus ideas. Incrementar el presupuesto y garantizar “la suficiencia de profesionales”, al tiempo que se apuesta por “contratos estables” según la oferta de servicios de cada equipo “para evitar tener que recurrir a sustituciones en periodos de vacaciones o de aumento de demanda”, es la solución a la que apuntan los socialistas.

Mientras, desde el PP abogan por que los médicos puedan “dedicar más tiempo a sus pacientes”, aunque sin concretar cuál es el tiempo por consulta que consideran adecuado, y por la telemedicina. Asimismo, otra de sus grandes proposiciones en este ámbito es que los pacientes puedan acceder a su historia clínica. Más al centro del espectro ideológico, Ciudadanos coincide con los socialistas en un aumento presupuestario y con los populares en la necesidad de instaurar dicha historia clínica. Desde la formación naranja también consideran oportuno reforzar las plantillas de trabajadores, reducir las tareas burocráticas del personal de Atención Primaria, y reforzar Pediatría y el cuidado a pacientes crónicos.

Por su parte, Podemos propone, del mismo modo, un acrecentamiento progresivo del porcentaje presupuestario “hasta alcanzar el 25% del mismo” y sugiere que los equipos de Atención Primaria “dispondrán del personal suficiente para dedicar el tiempo de atención adecuado a cada paciente”. Del otro lado, Vox plantea un tiempo mínimo de 10 minutos por consulta, agilizar los trámites para el acceso a pruebas diagnósticas consideradas “hospitalarias” desde la consulta de primaria, y pone énfasis en Pediatría, Geriatría y salud mental en ambulatorios. Además, reclama mejorar la seguridad en los centros de salud y reducir la sobrecarga de trabajo de los sanitarios.

Las 35 horas y la carrera profesional


Si la Atención Primaria ha recibido especial atención en los programas electorales, no la ha percibido tanto la jornada de 35 horas y la carrera profesional, cuyas menciones son testimoniales. El PSOE y Vox no menciona ninguna de estas cuestiones, lo que no quiere decir, ojo, que estén en contra o no hayan macerado el tema. Mientras, el resto de partidos pasan de puntillas.

Los populares son los únicos que incluye en su propuesta electoral la jornada de 35 horas y una flexibilización de los horarios para todos los funcionarios de la Administración, aunque se olvida de la carrera profesional. Al contrario que la formación naranja, que insiste en reformar “el modelo actual de carrera profesional”, si bien es cierto que desatiende la jornada de 35 horas.

Desde la formación morada sostienen la apertura de una mesa de negociación con todos los agentes implicados para “revisar los criterios de reconocimiento y de pago de la carrera profesional para todas las categorías de personal priorizando a las de niveles inferiores”.

Mejoras salariales


Ninguna de las cinco formaciones proponen medidas concretas para una mejora salarial específica de los profesionales sanitarios, aunque el PP sí aboga por recuperar los niveles retributivos previos a la crisis en el conjunto del cuerpo funcionarial de la Administración y Ciudadanos promete luchar contra “las viejas políticas de trabajo precario” en el sector. Por su parte, Podemos aspira a disminuir el peso relativo de los complementos retributivos en el salario base, mientras que el PSOE, que no toca las mejoras salariales, dice combatir la tasa de temporalidad y fomentar la estabilidad en el empleo “disminuyendo los contratos interinos y eventuales”.

Por su parte, desde Vox, instan a incentivar las mejoras salariales de los profesionales, además de las citadas ventajas fiscales y beneficios sociales para el persobal sanitario en el mundo rural, para paliar la importante y creciente falta de dichas profesiones.

Impulsar el papel de la Enfermería


En este aspecto, PP y PSOE no tienen grandes planes para la enfermería. Los primeros apuntan tenuemente a una mayor dotación y mejora de las condiciones laborales, y los socialistas, aún más imprecisos, prometen “impulsar el protagonismo de la enfermería” sin especificar cómo, aunque sí precisan implantar nuevas especialidades para técnicos en cuidados auxiliares de enfermería.

Si mientras Vox no tiene propuestas concretas al respecto, Ciudadanos y Podemos coinciden en la creación de un enfermero escolar en centros educativos que posibilite, entra otras cosas, el seguimiento y la asistencia de los alumnos que requieran atención de carácter temporal o permanente.

Cambios para los MIR


Sin ningún género de duda, los MIR son los principales olvidados, relegados a transitar por el sueño de los justos. Ni PP, ni Ciudadanos, ni Podemos, ni Vox incluyen alguna propuesta para este colectivo en su programa. Los únicos que lo hacen, el PSOE, proponen aumentar el número de plazas MIR acreditadas especialmente en las especialidades más deficitarias.

Actuaciones en Farmacia


En este punto, PP, PSOE y Vox no plantean ideas o medidas específicas. No obstante, desde el partido naranja la punta de lanza en esta materia es la creación de una Comisión Aragonesa de Farmacia en la que estén representados los profesionales, los gestores y los pacientes, “que velarán por la equidad y la eficiencia en la introducción de nuevos medicamentos, evitando diferencias dentro del territorio aragonés”. De este modo, el objetivo es, en línea con la Tarjeta Sanitaria Única, evitar diferencias dentro del territorio aragonés en cuanto al acceso y suministro de fármacos.

Asimismo, asegura que, si gobiernan, darán acceso a los profesionales farmacéuticos a la historia clínica necesaria, “garantizando la confidencialidad de los datos de los pacientes y asegurando que ese acceso permita mejorar la asistencia farmacoterapéutica”.

Por último, regular “la presencia de la industria farmacéutica en los centros sanitarios públicos” es la gran baza de la formación morada. Así, quieren establecer sesiones clínico farmacológicas regladas y frecuentes, para información técnica de las novedades en el sector, impartidas por farmacéuticos y clínicos del Sector, y con la colaboración de agentes de la industria farmacéutica, aunque “siempre bajo la dirección del personal de la institución y sin mediar ningún tipo de contraprestación”. Además, si alcanzan el gobierno implementarán "la provisión gratuita (sin copago) tanto de fármacos y biotecnología".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.