A la gestión sanitaria, Pizarro suma una dilatada experiencia política como adjunto al Defensor de Pueblo Andaluz

Luis Pizarro Fernández, adjunto al Plan de Salud Mental de Andalucía
Luis Pizarro Fernández, adjunto a la coordinación del Plan Integral de Salud Mental de Andalucía.


10 nov 2021. 11.10H
SE LEE EN 3 minutos
El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ha informado del nombramiento de Luis Pizarro Fernández como adjunto a la coordinación del Plan Integral de Salud Mental de Andalucía (Pisma). Se trata de un nombramiento que busca dotar de profesionales implicados para llevar a cabo el III Plan Integral de Salud Mental de Andalucía (2016-2020).

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, Pizarro cuenta además con formación específica en Gestión Sanitaria y Dirección de Hospitales y Empresas Sanitarias, así como el título de Experto Universitario en Epidemiología e Investigación Clínica por la Escuela Andaluza de Salud Pública y la Universidad de Granada.

En materia de salud mental, desde octubre de 2003, Luis Pizarro ha ejercido como técnico en los Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Salud, en el Servicio de Gestión Sanitaria y en la Subdirección de Asistencia Especializada.

A la gestión sanitaria, Pizarro suma una dilatada experiencia política. Vinculado a Izquierda Unida, el nuevo adjunto a la coordinación del Pisma fue elegido concejal del Ayuntamiento de Sevilla durante la etapa de 1987 a 2003, llegando a ser candidato a la alcaldía hispalense en 1995 y 1999. En noviembre de 2004 fue elegido por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, presidente de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones. Es así como la trayectoria de Pizarro es ampliamente conocida en Andalucía, pues ha ejercido como adjunto al Defensor de Pueblo Andaluz en la etapa de 2007 a 2013. 

Líneas clave del Plan Integral de Salud Mental de Andalucía


El Plan Integral de Salud Mental de Andalucía contempla las distintas etapas del ciclo vital, orientadas a la consecución de nueve objetivos generales, para los que se han establecido 70 objetivos específicos, 119 líneas de acción y 113 resultados esperados.

Entre las principales líneas de estratégicas del Pisma destaca la promoción y prevención en salud mental, para la cual se trabajará en el malestar psicosocial con estrategias socioeducativas, el afrontamiento del estrés laboral y la prevención del suicidio. Asimismo, la segunda de las línea claves del Plan se centra en la detección precoz de problemas de salud mental y a una atención de calidad adaptada a las franjas etarias, con especial incidencia en la infancia y adolescencia, centrada en la construcción o recuperación del proyecto vital.

La promoción de la igualdad y la participación efectiva de la ciudadanía se contempla en la tercera línea estratégica, mientras que la cuarta vía hace referencia a la dotación y gestión de los recursos de soporte, materiales, humanos y organizativos, necesarios para alcanzar los objetivos del Plan. Finalmente, la quinta de las líneas estratégicas del Pisma hace referencia a la gestión del conocimiento, la investigación y la evaluación en salud mental.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.