21 ene 2019 | Actualizado: 12:40

Los voluntarios del Virgen del Rocío se forman en la nueva legislación

Así como en confidencialidad, para tratar adecuadamente los datos de las personas con las que trabajan

Los voluntarios del Hospital.
Los voluntarios del Virgen del Rocío se forman en la nueva legislación
dom 30 diciembre 2018. 12.15H
El personal que colabora de manera voluntaria en los proyectos de participación del Hospital Virgen del Rocío se ha formado en la nueva Ley de Voluntariado de Andalucía, la importancia de la confidencialidad de los datos de las personas con las que trabajan, y el Código Ético del voluntariado. Lo ha hecho en unas jornadas promovidas por la Comisión de Participación del hospital.

En concreto, un centenar de voluntarios pertenecientes a 20 entidades comunitarias, todas ellas con una larga trayectoria en la realización de programas de voluntariado en el Hospital, ha asistido a estas sesiones, en las que también se ha abordado la importancia de la protección de datos en los programas de voluntariado hospitalario y su adaptación a la normativa vigente.

La Comisión de Participación está integrada por cinco profesionales del centro sanitario, entre los que figura un representante de la dirección, Román Villegas, subdirector de proyectos; y una secretaria, Agustina Hervás, jefa de la unidad de Trabajo Social. Además, está compuesta por dos pacientes representantes de las escuelas de pacientes y otras nueve personas de distintas entidades comunitarias, como representantes del resto de organizaciones comunitarias que tienen programas en el centro sanitario.

Todos sus miembros se reúnen al menos dos veces al año y planifican las actividades en las que participan las 33 entidades comunitarias que colaboran con el centro hospitalario.


Acompañamiento del paciente y entretenimiento


Las trabajadoras sociales del Virgen del Rocío coordinan, por otro lado, a 289 voluntarios, asociaciones u organizaciones vinculadas que realizan diversos programas sociales. Entre ellos, destacan las iniciativas que incluyen el acompañamiento del paciente que está solo durante su ingreso o su tratamiento, o a aquel cuya familia no puede estar junto a él en algún momento, así como la organización de actividades de entretenimiento para los menores hospitalizados, realizadas en la ciberaula o en las mismas habitaciones si los pequeños no pueden desplazarse.

Asimismo, ofrecen la posibilidad de ceder una manutención básica y alojamiento a familias de otras provincias y sin recursos que han de pasar largas temporadas en el hospital. Todas ellas son actividades complementarias a la asistencia sanitaria ofertada por el centro hospitalario.

Además, hay programas puntuales de acompañamiento para adultos que presentan necesidades especiales durante su estancia hospitalaria y para favorecer el alta, también.

Toda esta acción voluntaria se organiza y se programa a través de entidades comunitarias que mantienen proyectos con el hospital, que son supervisados y coordinados por la Unidad de Trabajo Social en su área de Participación Comunitaria, que dirige Agustina Hervás.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.