Más de 45 expertos actualizan el anterior Plan de Oncología para reducir el impacto de la enfermedad en las personas

La nueva estrategia andaluza contra el cáncer incide en la detección precoz
José María Torres, director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica.


08 jun 2021. 19.30H
SE LEE EN 5 minutos
El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la Estrategia contra el Cáncer en Andalucía, que se desarrollará durante los próximos tres años y contempla un abordaje integral. Entre otros aspectos, prevé una atención prioritaria a la detección precoz y a la reducción del tiempo de espera para conocer los resultados de los procedimientos diagnósticos. La nueva planificación ha sido realizada por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias, con el apoyo metodológico de la línea Iavante de la Fundación Progreso y Salud y en colaboración con el Servicio Andaluz de Salud.

La elaboración de esta estrategia corresponde a cinco grupos formados por más de 45 expertos de diferentes especialidades como la Oncología, Oncología Radioterápica, Hematología, Pediatría, Anatomía Patológica, Enfermería y asociaciones de pacientes, procedentes de toda la comunidad autónoma. Estos grupos de trabajo han trabajado en una actualización del anterior Plan Integral de Oncología desde la evidencia científica, con un abordaje integral de pacientes y familias y fortaleciendo la promoción de hábitos de vida saludables y los programas preventivos, así como la revisión de los modelos asistenciales, aportando toda la innovación tecnológica y organizativa posible.

Entre los objetivos de este plan estratégico destaca el impulso a la promoción de entornos de vida saludables y de estilos de vida protectores (promoción de la salud), el control de los factores de riesgo y el diagnóstico precoz; el diagnóstico y tratamiento adecuado de los cánceres, la rehabilitación funcional y la recuperación de la trayectoria vital. Además, persigue reducir la carga de enfermedad relacionada con los tumores, mejorando la esperanza de vida en buena salud, y garantizar a los pacientes con cáncer una atención sanitaria de calidad, basada en los procesos asistenciales desde la perspectiva de la continuidad asistencial.

Del mismo modo, con esta estrategia pretenden reducir el impacto que generan los cánceres en las personas, mediante un abordaje integral y multidisciplinar; adecuar la oferta de servicios a las necesidades de la población de manera efectiva y eficiente; aumentar el grado de conocimiento e información de la población general y la población afectada sobre el cáncer y su impacto, y construir una cultura activa de formación de los profesionales, de la investigación para la lucha contra la enfermedad y sus repercusiones y de la incorporación de tecnologías con criterios de sostenibilidad para mejorar la salud de la población.

Cinco líneas de intervenciones esenciales


La estrategia contempla cinco líneas de intervención esenciales: prevención, promoción y diagnóstico precoz; asistencia a adultos; asistencia infantil y adolescente; humanización de la atención sanitaria al paciente oncológico y cuidados paliativos, y epidemiología, sistema de información y documentación.

El plan estratégico recoge acciones por cada una de las líneas definidas. Las más destacadas dentro del área de promoción, prevención y diagnóstico precoz es el fomento de actividades para la promoción de una vida saludable en el entorno educativo, laboral y local; colaborar de forma sinérgica con el Plan de Tabaco de Andalucía, y optimizar los cribados de cáncer rediseñando los sistemas de información, la digitalización, la utilización de herramientas de inteligencia artificial y otros sistemas de innovación.

En la línea asistencial para adultos, cobra especial relevancia la creación de unidades compuestas por profesionales multidisciplinares con protocolos de actuación consensuados y la reducción del tiempo de espera para conocer los resultados de los procedimientos diagnósticos. Con respecto a la línea asistencial infantil y adolescente, resalta la iniciativa de aumentar la atención específica, promoviendo la creación de unidades de oncohematología adolescente y el acondicionamiento de espacios físicos para atenderlos.

Las acciones destacadas en la línea de humanización de la atención sanitaria al paciente oncológico y cuidados paliativos son establecer facilidades para adecuar el acompañamiento del paciente, mejorar la confortabilidad de las instalaciones sanitarias durante todo el proceso asistencial y promocionar las asociaciones para la creación del ‘paciente experto’ que ayude a los nuevos en su trayectoria.

Por último, en la línea estratégica de Epidemiología, sistemas de información y documentación, sobresale el compromiso por potenciar un sistema de información de cáncer que permita conocer la incidencia, prevalencia y supervivencia de la enfermedad en Andalucía, así como promover la investigación e innovación en esta materia en aspectos relacionados con la Epidemiología, efectividad en cuidados y los resultados en salud.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.