14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

La Junta garantizará la sanidad de casi 1.900 menores extranjeros

Los menores proceden fundamentalmente del Sáhara, Rusia y países de Europa del Este

Reunión informativa del plan que prepara la Junta de Andalucía.
La Junta garantizará la sanidad de casi 1.900 menores extranjeros
vie 30 junio 2017. 13.40H
Redacción
La Junta de Andalucía garantizará la asistencia sanitaria que puedan precisar un total de 1.899 niños y niñas --procedentes fundamentalmente del Sáhara, Rusia y países de Europa del Este --que pasarán los meses de verano en Andalucía en programas de estancia temporal con familias. La respuesta a las necesidades asistenciales de estos menores queda contemplada en el convenio de colaboración suscrito hoy entre la Consejería de Salud y las doce entidades y organizaciones no gubernamentales que desarrollan estos programas en la comunidad.

En virtud de este acuerdo, que se viene renovando anualmente desde el año 2000, la Administración sanitaria se compromete a atender las necesidades sanitarias de estos menores, poniendo a su disposición todos los medios humanos, sanitarios, curativos y preventivos necesarios, en las mismas condiciones que se ofrecen al resto de la población andaluza. Así, además de disfrutar de la misma oferta asistencial, se incluye también la posibilidad de beneficiarse de programas preventivos, como el de vacunaciones y de actividades de promoción de la salud.

Balance 2016

El informe en el que se recogen las actuaciones sanitarias llevadas a cabo en el verano 2016, dentro del Programa de Estancia Temporal de la sanidad pública andaluza, concluye que estos menores, cuando regresan a sus países de origen, presentan una notable mejora de su estado de salud, con aumento de peso y estatura, así como una mejora de la salud psíquica, emocional y de la autoestima.

La variedad de lugares de procedencia de estos menores determina que sean muy variadas las necesidades que presentan y, por tanto, la atención específica que reciben. De hecho, como ya es habitual, además de los correspondientes reconocimientos médicos, el año pasado se llevaron a cabo otras actuaciones adaptadas a sus situaciones concretas.

En el caso de los menores procedentes de Bielorrusia, las asistencias se dirigen a paliar los efectos de la radiación de la catástrofe producida en la estación nuclear de Chernóbil. A su regreso se ha constatado la disminución del índice de radiación en los menores. En cuanto a los pequeños ucranianos, la gran mayoría presentan baja estatura y peso para su edad y, tras las revisiones pediátricas, se han detectado casos de patologías relacionadas con el tiroides, desnutrición, dermatitis, anemias, papilomas y otitis.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.