Está dirigido a avanzar en la excelencia y la calidez de la atención sanitaria ofrecida a la ciudadanía

La Junta de Andalucía cierra su Plan de Humanización para la sanidad
Elías Bendodo y Jesús Aguirre.


13 abr 2021. 16.30H
SE LEE EN 4 minutos
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha tomado conocimiento del Plan de Humanización del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA), elaborado por la Consejería de Salud y Familias a través de la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios, que será presentado públicamente el 15 de abril, una estrategia "dirigida a avanzar en la excelencia y la calidez de la atención sanitaria ofrecida a la ciudadanía", y que constituye uno de los pilares fundamentales para ofrecer una "atención de calidad centrada en la persona".

Según detalla la Junta en una nota de prensa, el objetivo general del plan será impulsar el desarrollo de estrategias de humanización en la sanidad pública que respeten la dignidad de las personas y sus derechos; que incorporen aspectos de valor real para el paciente y condiciones de trabajo adecuadas para sus profesionales; "que fomenten la escucha y la participación en un entorno confortable y en un marco ético de equidad y de excelencia en la atención".

El plan, que ha contado con la colaboración de la Fundación Humans, propone como elementos esenciales la accesibilidad, la personalización, el compromiso con la calidad, la corresponsabilidad y la cultura. Por otro lado, las líneas estratégicas desarrolladas parten de cuatro áreas concretas. Se trata del área organizacional, que guarda relación con la cultura de humanización a implantar en los centros. Ejemplos de ello serían los horarios de acompañamiento a pacientes hospitalizados, la capacitación adecuada y trabajo en equipo, la comunicación organizacional horizontal y vertical, la equidad en la atención a pacientes y el apoyo psicológico para profesionales.

Junto a ella, el área estructural abarca arquitecturas humanizadas en los entornos de trabajo, es decir, la estructura física adecuada para lograr que la estancia sea agradable en los centros sanitarios. El área asistencial, por su parte, incluye elementos de calidad y calidez de la atención. Ejemplos asociados a esta área son una atención sanitaria segura y eficiente, una atención personalizada, de fácil acceso a la asistencia, y con atención a la diversidad.

Por último, el área relacional abarca aspectos que influyen directamente en la relación personal entre profesionales, pacientes y sus familias, con medidas dirigidas a promover el respeto a la dignidad, singularidad, individualidad y humanidad del paciente.


Cuatro líneas estratégicas


Las líneas estratégicas del Plan de Humanización son cuatro. La primera consiste en generar una cultura de humanización en el sistema sanitario público que impregne a toda la organización sanitaria. La segunda línea desarrolla acciones para promover espacios, recursos e innovaciones tecnológicas que garanticen el respeto por la dignidad del paciente.

La tercera persigue potenciar una atención de calidad y personalizada, que contemple todas las dimensiones de la persona y aporte resultados tangibles para el paciente. Por último, la cuarta línea busca centrar la atención sanitaria en un marco de escucha activa, comunicación, decisiones compartidas y corresponsabilidad.

A partir de cada línea estratégica la Junta plantea 14 objetivos específicos. Estas líneas transversales se desarrollarán a través de los contratos programa con centros directivos y organismos adscritos y con los centros sociosanitarios, trasladando a estos niveles los contenidos y compromisos en humanización.

Todas las líneas de trabajo del Plan de Humanización están diseñadas para poder ser reproducidas en cualquier centro sanitario del sistema sanitario público andaluz y acercarse a la persona enferma desde una perspectiva integral. Además, la formación en humanización a los profesionales será también una herramienta para conseguir que éstos adquieran un buen desarrollo competencial y obtener buenas prácticas humanizadas, que repercutirán directamente en la calidad de la atención a los pacientes y sus familias.

La implementación de esta estrategia supondrá, entre otras acciones, la unificación de todas las medidas y actividades encaminadas a mejorar el confort de los pacientes, garantizar la privacidad e intimidad; la detección de pacientes frágiles y valoración de apoyo familiar o social; la atención orientada a la recuperación en personas con procesos crónicos que requieren adaptación de su proceso vital; la utilización de cinco asociaciones, grupos de apoyo u otros recursos no sanitarios para pacientes y familias o el manejo adecuado de las habilidades de comunicación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.