24 de abril de 2017 | Actualizado: Domingo a las 20:25
Autonomías > Andalucía

El Regional de Málaga ahorra dos millones de euros en gasto energético

La reducción acumulada de energía es el equivalente al consumo anual de unas 5.800 viviendas

Exteriores del Hospital Regional de Málaga.
El Regional de Málaga ahorra dos millones de euros en gasto energético
Redacción
Martes, 14 de febrero de 2017, a las 13:40
El Hospital Regional de Málaga ha ahorrado en seis años en costes energéticos dos millones de euros, además de lograr una reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera equivalente a 7.000 toneladas de dióxido de carbono.

El pasado año, el consumo energético del Hospital Regional de Málaga en gas y electricidad fue un dos por ciento inferior al registrado en el año 2015, gracias a la actualización de tecnologías y a la mejora de sus hábitos de funcionamiento, según han informado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

Estas mejoras en el comportamiento de gasto energético del complejo hospitalario se mantienen por sexto año consecutivo, y se traduce en un "importante" ahorro en los costes. La reducción acumulada de energía, cercana a los 20GWh, es el equivalente al consumo anual de unas 5.800 viviendas, han explicado.

Dentro del complejo hospitalario destaca en la mejora de su comportamiento energético el Hospital Materno Infantil. En concreto, las estrategias implantadas en los últimos seis años en materia de eficiencia energética en este centro han permitido en todo este tiempo reducir un 30 por ciento el consumo de gas y electricidad, y un 60 por ciento el de agua potable. Esto se traduce en una reducción de un 30 por ciento de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y un ahorro de 750.000 euros.

Desde el centro hospitalario han añadido que se continuará avanzando en esta línea y se están estudiando nuevos proyectos que mejoren su comportamiento energético, tales como la implantación de energías renovables en el suministro de energía y mejorar la adaptación de las instalaciones al uso necesario de las mismas.

Estas estrategias están el línea con los objetivos de la Directiva de la Unión Europea (2010/31/UE) relativa a la eficiencia energética de los edificios, que fija como meta una reducción del 20 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono para el 2020, con respecto de un escenario de ausencia de medidas.