20 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Autonomías > Andalucía

El desabastecimiento de medicamentos por las subastas es “puntual”

La Junta defiende que el abastecimiento está en el 95%, pero incluye mejoras para evitar las incidencias

Marina Álvarez en el Parlamento andaluz.
El desabastecimiento de medicamentos por las subastas es “puntual”
Redacción
Jueves, 05 de octubre de 2017, a las 13:40
La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha asegurado en el pleno del Parlamento andaluz que los desabastecimientos en los medicamentos seleccionados para su dispensación por principio activo en las denominadas subastas son "puntuales" y ocurren en menos ocasiones que los que afectan al resto de los medicamentos del mercado.

Álvarez lo argumenta con el hecho de que los medicamentos que se incluyen en las subastas “muy raramente” aparecen en el listado oficial de medicamentos con problemas de abastecimiento, publicado por Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) en su página web. “De hecho, el 4 de octubre aparecían en ese listado 225 medicamentos y sólo uno pertenece a la subasta andaluza”, ha defendido.

Según los datos registrados por el Servicio Andaluz de Salud, la garantía de abastecimiento y dispensación de estos fármacos está en torno al 95%, debiéndose las incidencias registradas, en la mayoría de los casos, a causas ajenas a la Administración sanitaria o al propio laboratorio. No obstante, Marina Álvarez ha asegurado que “se continúa trabajando para aumentar el grado de dispensación de los medicamentos seleccionados”.

En este sentido, además de penalizaciones por desabastecimiento a los laboratorios, no se aceptan ofertas de medicamentos cuyos laboratorios ya los hubiesen tenido adjudicados y hayan presentado desabastecimiento en su suministro. Además, ya se han iniciado procedimientos para excluir de los convenios con los laboratorios aquellos medicamentos seleccionados cuyo porcentaje de dispensaciones, respecto a la prescripción por principio activo, sea inferior al 85%, y que el laboratorio no demuestre que, en el periodo analizado, ha servido todos los pedidos que se le han realizado desde los almacenes de distribución u oficinas de farmacia.