Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Andalucía

Díaz defiende su gestión sanitaria y el PP le llama "Susana Manostijeras"

Así lo ha explicado Susana Díaz en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento

Susana Díaz.
Díaz defiende su gestión sanitaria y el PP le llama "Susana Manostijeras"
Patricia Biosca
Jueves, 28 de abril de 2016, a las 15:00
La presidenta del Gobierno de Andalucía, Susana Díaz, ha defendido la gestión socialista de la sanidad, tanto a nivel regional como nacional, en una interpelación en el Parlamento a propuesta del diputado del Grupo Parlamentario Popular Juan Manuel Moreno. Ha recalcado que los andaluces esperan “29 días por debajo de la media de España” en las listas de espera quirúrgicas. “Mientras algunos cerraban hospitales, nosotros manteníamos la sanidad pública”, ha asegurado Díaz durante la sesión del control al Gobierno al diputado popular, que ha ofrecido datos sobre los “recortes” que ha sufrido la región desde la llegada de Díaz a la Presidencia.

En concreto, Moreno ha afirmado que se han eliminado “1.400 camas”, ha criticado que no se han abierto los centros de Guadalhocer, Lepe y de La Línea, así como que se han eliminado “6.500 puestos de trabajo” y hay “15.000 eventuales”, además de ofrecer datos de las listas de espera: “Hay 90.000 andaluces esperando para operarse y 30.000 esperando pruebas diagnósticas”. “Lo que le interesa es la foto”, ha afirmado Moreno, que ha afirmado que los profesionales sanitarios llaman a Díaz "Susana Manostijeras".

"El Gobierno andaluz se esfuerza por mantener la sanidad universal, pública y gratuita, en igualdad de oportunidades para todos", aseguró la presidenta andaluza, que además recordó que en la comunidad se han puesto en marcha 11 nuevas instalaciones sanitarias en el último mes y medio.

Díaz ha defendido que, en cuanto a infraestructuras, “no se han hecho todas las deseables porque nunca serán suficientes”, y que desde el gobierno se trabaja “para devolver todos y cada uno de los derechos que los trabajadores perdieron y que se están recuperando”.

Por otro lado, ha afirmado que no se han podido crear más puestos de trabajo porque el “decreto maldito del Gobierno decía que la tasa de reposición era del 10 por ciento”. Además ha defendido que “no siempre quedar ingresado es sinónimo de calidad”, y que en la región se buscará “la calidad” del servicio, por encima de la cantidad. “Creemos en la sanidad pública y la construimos cada día”, ha afirmado la presidenta de la región.