Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Andalucía

Aquilino Alonso celebra los 30 años del SAS abogando por recuperar derechos

El consejero de Salud ha recodado que el 90 por ciento de la población andaluza está satisfecha con el sistema

Aquilino Alonso, consejero de Salud de la Junta de Andalucía.
Aquilino Alonso celebra los 30 años del SAS abogando por recuperar derechos
Redacción
Miércoles, 25 de mayo de 2016, a las 17:50
El Servicio Andaluz de Salud ha cumplido 30 años y el actual consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha querido hacer una retrospectiva de todos estos años pero con un canto al futuro del mismo. Así, ha especificado que “aún quedan retos y márgenes de mejora en los que hay que trabajar para continuar dando respuesta a los problemas de salud de los ciudadanos”. En este sentido, ha resaltado que se va a continuar trabajando en la protección y garantía de los derechos, fortaleciendo el conjunto de prestaciones, recursos y servicios del sistema sanitario público de Andalucía.

El consejero ha establecido además que se seguirá fomentando la designación de unidades de referencia y que continuará desarrollando el Programa de Trasplantes. Además, en el ámbito de las infraestructuras, el titular ha resaltado que se pondrán en marcha las que están previstas, en función de las necesidades de la población. Asimismo, ha reiterado que se continuará con el esfuerzo para recuperar los derechos de los más de 90.000 profesionales “de gran cualificación y vocación, que hacen posible el funcionamiento del sistema sanitario público de Andalucía”.

Alonso ha situado el servicio sanitario de la región “a un nivel equiparable al de los países más desarrollados”, dando atención “a más de 8 millones de personas” y con una satisfacción global “superior al 90 por ciento”. En este sentido, ha reseñado las 939 unidades de gestión clínica andaluzas; el número de trasplantes de órganos y tejidos, “que se ha multiplicado por cinco”; la red andaluza de emergencias sanitarias y sus “ocho centros de coordinación”; así como la Ley de Salud de la región, una “apuesta decidida del Gobierno andaluz por construir una organización sanitaria que combine el derecho universal y gratuito a una sanidad pública con criterios de atención individualizada a la ciudadanía”.