Andalucía pone en marcha la nueva atención podológica para diabéticos

La nueva regulación facilita la asistencia así como la adhesión de los profesionales al servicio

El director general de Asistencia Sanitaria de Andalucía, Diego Vargas
Andalucía pone en marcha la nueva atención podológica para diabéticos
lun 11 febrero 2019. 10.50H
Andalucía ha hecho oficial este lunes la atención sanitaria podológica a pacientes con diabetes. Tal como se anunció después del segundo Consejo de Gobierno de la nueva Junta, Andalucía va a ofrecer gratuitamente este tipo de atención sanitaria.

Así, el Decreto 33/2019, de 5 de febrero, que, tal como recoge el BOJA “regula el procedimiento y las condiciones para la prestación de los servicios de asistencia sanitaria podológica específica a personas con diabetes”, va a suponer una simplificación de los trámites administrativos no solo para los pacientes sino también para las empresas o los profesionales que oferten estos servicios.

El 6% de los andaluces tiene diabetes y de ellos un 40% tiene lesiones susceptibles de tratarse por un podólogo



El Decreto viene a regular “procedimiento y las condiciones para la prestación de los servicios de asistencia sanitaria podológica específica a personas con diabetes y situación de pie diabético o con riesgo alto de presentarlo, protegidas por el Sistema Sanitario Público de Andalucía, complementarios a los recursos asistenciales públicos”. Es decir que, gracias a esta nueva regulación, los pacientes tendrán un mejor acceso a la asistencia podológica, bien sea a través de centros públicos como de servicios concertados.


Prestaciones


A grandes rasgos, la nueva regulación ofrece las siguientes prestaciones: a) La información sobre prevención y autocuidados. b) La eliminación de callosidades y durezas. c) El corte y fresado de las uñas”. Tal como explicaba la propia Junta de Andalucía, “la prevención y atención al pie diabético es una de las líneas prioritarias del Plan integral de atención a las personas con diabetes, que establece como objetivo reducir la incidencia de amputaciones de miembros inferiores en personas con esta patología.

Además, la Junta señalaba que, según su estimación, “6 por ciento de la población andaluza tiene diabetes”, y que, de ellos, “un 40 por ciento tiene lesiones susceptibles de ser tratadas por un podólogo”.


Mejora para los profesionales


Por parte de los profesionales, esta nueva ley implica “una mejora” para la adhesión de los profesionales a la prestación del servicio, eliminando la restricción de la convocatoria anual y permitiendo que en cualquier momento se presente la solicitud para adherirse a este servicio, entre otras facilidades.

Además, el servicio “se prestará en la consulta podológica aunque, de manera excepcional, podrá desarrollarse en el domicilio del paciente cuando éste se encuentre inmovilizado”. Para acceder a estos servicios, la atención deberá ser pautada por el médico de Primaria cuando el paciente presente pie diabético o riesgo de padecerlo, y el paciente podrá elegir a quien se convertirá en su podólogo de cabecera durante un año.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.