Redacción Médica
16 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 22:00
Autonomías > Andalucía

Andalucía destina 2,4 millones a obras de centros de salud de Granada

Dirigido a centros de Atención Primaria de Granada

Centro de salud Motril Centro.
Andalucía destina 2,4 millones a obras de centros de salud de Granada
Redacción
Lunes, 20 de agosto de 2018, a las 15:10
La Junta de Andalucía cerrará el presente año 2018 con una inversión de 2,4 millones de euros dirigida al desarrollo de obras de reforma y adquisición de equipamiento para la mejora y modernización de distintos centros de Atención Primaria de Granada.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Salud, Marina Álvarez, durante su visita al centro de salud Motril Centro, sobre el que recientemente se llevó a cabo una completa remodelación de sus espacios asistenciales y actuaciones para garantizar la accesibilidad de personas con discapacidad.

Este dispositivo sanitario ha visto incrementada también su capacidad diagnóstica con la incorporación de un nuevo ecógrafo, al igual que el resto de centros de salud que conforman el Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada. En los centros de Albuñol y Cádiar, estos equipos se incorporarán el próximo mes de septiembre. Una medida cuyo objetivo principal es mejorar la continuidad asistencial y la accesibilidad de la población, brindando una mejor asistencia sanitaria a la población de referencia del área, alrededor de 140.000 personas.

Así, sólo en los seis primeros meses del año los profesionales médicos de Atención Primaria realizaron un total de 795 ecografías. Está previsto también dotar al centro de un retinógrafo (equipos diagnósticos para la detección de problemas oculares) y de una nueva sala de radiología digital.

Todas estas actuaciones se incluyen en la Estrategia de Renovación de Atención Primaria impulsada por la Consejería de Salud y que ha permitido la incorporación al Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada de un total de cinco nuevos profesionales: un médico de familia, dos enfermeras, una matrona y un trabajador social.

La titular de Salud ha señalado que el Gobierno andaluz “apuesta por una AP fuerte” y que se seguirán realizando todos los esfuerzos necesarios para que sigan produciéndose mejoras que permitan convertir la Atención Primaria en “eje vertebrador” del sistema sanitario público. “La fortaleza de la atención pri-maria es la garantía de los mejores resultados en salud y de una mayor calidad glo-bal”, ha enfatizado Álvarez.


Equipamiento provincial


En total, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) dotará a los centros de Atención Primaria de 98 nuevos ecógrafos, 49 salas de radiología digital y 48 retinógrafos (equipos diagnósticos para la detección de problemas oculares) que se destinarán a centros de AP de las ocho provincias andaluzas, priorizando los ubicados en Zonas con Necesidades de Transformación Social y mediante fondos Feder. Este nuevo equipamiento supondrá una inversión total de 8,5 millones de euros.

De ellos, 13 nuevos ecógrafos, 11 salas de radiología y 6 retinógrafos vendrán a beneficiar a la población asignada a más de una veintena de centros de salud de la provincia granadina ubicados en los municipios de Albuñol, Alhama de Granada, Armilla, Atarfe, Baza, Benamaurel, Cádiar, Granada, Guadix, Gualchos, Huéscar, Huétor Tájar, Íllora, Iznalloz, Loja, Montefrío, Motril, Pedro Martínez, Pinos Puente, Purullena y Santa Fe.


Actividades formativas


En paralelo a la adquisición de estos nuevos equipos, se han desarrollado acciones formativas, especialmente en ecografía abdominal, para ampliar la capacitación de los profesionales de los centros de Atención Primaria. En el Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada ya han recibido formación un total de 84 profesionales.

Además, se está potenciando una mayor accesibilidad de los usuarios, especialmente de pacientes crónicos, con nuevas vías de comunicación telemáticas con los profesionales sanitarios. Una de las líneas más importantes de la Estrategia de Renovación de Atención Primaria en Andalucía, según ha recordado Álvarez, es el fortalecimiento de la capacidad diagnóstica y terapéutica de los profesionales que trabajan en los centros de salud, en cuanto se permitirá diagnosticar y tratar más problemas de salud acortando esperas y sin necesidad de derivar al hospital.