11 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Andalucía

“No entiendo que con el 30% del Presupuesto haya problemas en sanidad”

Juan Marín, diputado y líder de Ciudadanos en Andalucía, hace balance del pacto con Díaz tras dos años de gobierno

El líder de Ciudadanos interviene en el Parlamento de Andalucía.
“No entiendo que con el 30% del Presupuesto haya problemas en sanidad”
Jesús Arroyo
Domingo, 18 de junio de 2017, a las 18:40
Hace ahora exactamente dos años cuando Juan Marín (Sanlúcar de Barrameda, 1962),  líder de Ciudadanos en Andalucía, accedía a dar la llave de gobierno a la presidenta Susana Díaz. Algo parecido sucedía en 2011 cuando accedió a gobernar en coalición con el PSOE el Ayuntamiento de su localidad natal, convirtiéndose así en teniente de alcalde. En pleno ecuador de la legislatura, Marín destaca que el programa que fijó en su momento con Díaz se está cumpliendo a rajatabla, aunque aún “quedan muchos  flecos por cumplir”. Como él mismo explica en esta entrevista, su oposición está siendo muy exigente, lo que no quita que el estado de salud de este pacto presuma de “gran estabilidad”. Los que más le conocen destacan que es un hombre “exasperadamente bueno”, que nunca tendrá un insulto o un mal gesto para defenderse de una crítica... y eso que también ha sido protagonista en varios vídeos de Spiriman.

La primera pregunta es obligatoria, ¿cómo valora usted el cambio que se ha producido al frente de la Consejería de Salud?

Hasta cierto punto era previsible y razonable teniendo en cuenta que la sanidad se ha convertido en el segundo problema de los andaluces, si bien es cierto que sigue existiendo una distancia muy grande entre el primer problema que sigue siendo el paro. Aun así durante estos dos últimos años ha habido una inquietud importante desde la sociedad andaluza hacia la sanidad pública por la gestión que se ha hecho desde la Consejería.

¿Qué opinión le merece la gestión realizada por Aquilino Alonso durante estos dos años al frente de la cartera de Salud?

Alonso ha sido un nombre que ha mantenido en todo momento, o al menos con mi grupo parlamentario, una actitud de dialogo permanente. Desafortunadamente sus decisiones parecen que no han sido las más acertadas. 

¿Algún reproche a su gestión?

No tengo ningún reproche ni en el plano personal ni político. Al contrario. En todo momento ha facilitado el dialogo entre todas las partes. Lo que ocurre es que muchas de sus decisiones, sobre todo en el tema de fusiones hospitalarias, no han sido acertadas. Son errores que en política se terminan pagando.

Marina Álvarez, es la nueva consejera de Salud, ¿Qué le parece su nombramiento?

Tiene un perfil profesional y de un gran prestigio dentro del ámbito de la sanidad andaluza. Esperamos que haya más dialogo con las fuerzas política, con la sociedad y los profesionales antes de tomar decisiones como las que afectaron a la fusión hospitalaria de Granada y de Huelva. Debe de poner en marcha muchas de las cuestiones que ya hemos aprobado en los dos últimos años y que están esperando ver la luz en la gestión diaria de la sanidad. Vamos a dar un margen de confianza y vamos a esperar a ver esa primera reunión que espero tener pronto con ella para conocer realmente cuáles son sus planes y sus objetivos.

Hace dos semanas se reunió usted con la presidenta Susana Díaz para hacer balance de estos dos años de gobierno. ¿Qué importancia tuvo la sanidad en esa reunión?

La sanidad ocupó una pieza fundamental en nuestra conversación en la que además le pedí autocritica a la presidenta y que fuera capaz de entender que hace falta dar un giro a esas políticas y contar con la opinión de los trabajadores. Mi preocupación, y así se la expresé, es cómo después de haber sufrido varios recortes en el presupuesto sanitario durante los últimos años, por qué ahora, tras mejorar la económica, la gestión en la sanidad pública no termina de encontrar las soluciones a todos los problemas que han venido surgiendo. Ahora el 30 por ciento del total del presupuesto andaluz está destinado a la Sanidad. Por eso no se entiende muy bien el porqué de todos estos problemas.  Creo que por esa razón también se han producido estos cambios en la Consejería. Espero que a partir de ahora los últimos recursos dedicados a la sanidad empiecen a surgir efecto.

¿Fueron consensuados con usted los cambios que se han producido en las distintas Consejerías?

No, en ningún caso. Solo me preguntó por cuáles eran los aspectos que veía que no estaban funcionando. Son obvios y los hemos compartido con la mayoría de los grupos parlamentarios: Sanidad, Justicia y Empleo son las áreas que había que provocar cambios y así ha sido. Fue una decisión completamente personal de la presienta. 

Juan Marín, durante una intervención en el Parlamento de Andalucía. 


Tras su ruego, ¿Susana Díaz ha hecho algún tipo de autocrítica?

En el último debate realizado en el Parlamento Andaluz le volví a pedir que hiciera autocrítica de su gestión. Y en ningún caso me contestó. Con lo cual no hizo la autocrítica ni reconoció en ningún momento esas lagunas que ha tenido su gobierno. Aunque con las decisiones que ha tomado entiendo que ha dado respuesta a gran parte de las críticas que todos los grupos de la oposición habíamos hecho.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿Cuál es el estado de salud del pacto de gobierno con el gobierno andaluz?
Veo que hay mucha estabilidad y serenidad. Es cierto que estamos siendo muy exigentes y el PSOE lo tienen que entender.

¿Cuáles han sido los principales objetivos que Ciudadanos ha cumplido durante estos dos años de legislatura?

El principal ha sido el cambio de tendencia en cuanto a los recursos tanto materiales como humanos con el incremento presupuestario que le mencionaba. Estamos ahora mismo prácticamente a niveles de 2007 y hemos devuelto en dos años lo que se perdió con la crisis. Y sobre todo empoderando a los profesionales en la toma de decisiones. Con la puesta en marcha de la ley de sostenibilidad de la sanidad pública en Andalucía, que ya está en trámite,  esperamos que los andaluces reciban el mismo servicio y la misma atención con los mismos protocolos en cualquier punto de la geografía andaluza.  Otro punto a destacar es el tema de las subastas farmacéuticas. Respetamos la decisión del Constitucional, pero no estamos de acuerdo con ellas porque realmente creemos que no es una cuestión de precios sino de calidad y donde hay que valorar otras cuestiones a la hora de cómo realizar una subasta en gasto farmacéutico. Hay puntos de encuentro, otro que a lo mejor no lo son tanto, pero en definitiva lo importante es que se habla de mejorar la sanidad. A partir de ahí la gestión es del gobierno. Si la Consejería de Salud la dirigiera Ciudadanos probablemente funcionaria de otra forma.

"Si la Consejería de Salud la dirigiera Ciudadanos probablemente funcionaria de otra forma"


De cara al futuro, ¿qué les queda por cumplir en el ámbito sanitario?

Hay varias cuestiones que afectan principalmente a un mapa sanitario de toda Andalucía y a la unificación de los protocolos. Por ejemplo, esta semana hemos estado trabajando sobre os protocolos de cardiología, donde hemos visto que en cada provincia existe un plan diferente para atender un infarto o una arritmia. Hay que unificar al paciente para que todos los andaluces seamos iguales.

El tema más polémico que ha afectado a la sanidad andaluza ha sido la reordenación hospitalaria de Granada. ¿Cuál fue desde el principio el posicionamiento de su partido?

Le pedimos al consejero que escuchara y hablara con los profesionales y la sociedad civil de Granada. Hizo lo primero pero lo segundo no. Eso fue lo que provocó que la sociedad reaccionara contra Aquilino Alonso. Ahora hay que volver a trabajar desde el dialogo con todas las partes para terminar en buen puerto. Los políticos estamos sencillamente para responder a las necesidades de los ciudadanos y no para imponerlas. Ese fue el error.

El médico Jesús Candel, Spiriman, encabezó la mayoría de estas protestas contra el gobierno de Susana Díaz y la Consejería de Salud. ¿Me gustaría conocer su opinión sobre el papel que representa Candel?

No tengo el placer de conocerlo. Él se ha permitido hacer algunas calificaciones sobre mi persona sin conocerme y sin conocer mi opinión. Yo no voy a opinar sobre él. Lo que es cierto, es que por un problema concreto ha sabido canalizar las sensibilidades de los ciudadanos. Mi máximo respeto a todas esas personas que intentan luchar porque las cosas mejoren. Lo que ocurre es que muchas veces hay que escuchar todas las partes no solamente a una.

Precisamente su líder, Albert Rivera, bloqueaba en Twitter a Spiriman lo que provocó la ira de este. ¿Alguna vez ha intentado poner en contacto con usted o alguien de su partido?

Lo único que he recibido de este señor son algunos videos protagonizados por él en los que aparece insultándome. Yo no le he respondido porque si le respeto. Creo que como persona que pelea por lo que cree hay que respetarlo a él y a todo el mundo. En mi caso, no tengo bloqueado absolutamente a nadie y lo que tengo claro es que cuando alguien intenta ponerse en contacto conmigo siempre lo recibo. En este caso, no he tenido la oportunidad ni de conocerlo personalmente ni que él se haya interesado en conocer nuestra opinión sobre la reordenación hospitalaria.

Bajo su parecer, ¿Cree que la persona de Spiriman representa  a la sociedad granadina en las protestas contra la fusión hospitalaria?

Pues no sabría responderle a esa pregunta. Creo que hay muchos profesionales en la sanidad pública en Granada que tienen una opinión muy profesional y que son grandes conocedores de cómo funcionan los hospitales, con un criterio distinto. Y así lo han expresado. Pero insisto: Las opiniones son libres. Otra cuestión es cuando se ha paralizado la reordenación hospitalaria y se ha puesto en marcha una mesa para poder hacer mejoras en la misma pues tanto el señor Candel, como cualquier otra persona que quiera participar, lo que tiene que hacer es sentarse en la mesa y dar su opinión, pero desde el dialogo y el consenso.